Presentación:

Destacado

El futbol en sus últimos años se ha caracterizado por una marcada evolución en los aspectos dinámicos del juego, la velocidad, la rotación y los cambios de sistema incluso dentro de un mismo encuentro son hoy moneda corriente. El arquero no es ajeno a esta tendencia.

Esta página es un grito desesperado, desesperación meditada y consciente, remedio extremo para recuperar la huella perdida de una tradición que tuvo su origen en las canchas argentinas.

El arco se defiende jugando, grita desde el hondo bajo fondo haciendo bocina con las manos enguantadas el jugador que se subleva.

Los que entendemos que nuestra función de arqueros comienza mucho antes que la pelota se encuentre en las inmediaciones de los palos, que nuestra contribución no es solamente defensiva, lejos de la opinión mayoritaria que nos aísla del juego transformándonos en salvadores circunstanciales debajo de un arco; tendremos aquí nuestro punto de partida.

Que el arquero pueda tomar la pelota con la mano en una determinada porción del terreno no transforma esa excepción en el único aporte posible en un juego de conjunto.

Particularmente creo que tomar el balón con las manos es el último recurso que un buen arquero debe utilizar, y generalmente para que esto llegue a concretarse hay que realizar muy bien otra gran cantidad de tareas.

Achicar ángulos, reconstruir trayectorias, medir velocidades, ubicar defensores, realizar coberturas, desmarques de apoyo, manejar tiempos, acelerar, temporizar; participar activamente de la acción de juego de manera creativa y responsable es parte del bagaje técnico, táctico, estratégico que un arquero moderno debe dominar.

Conseguir un seguimiento del juego más activo y una lectura del mismo más comprometida nos parecen tareas acordes para acompañar la evolución a la que hacemos referencia. Los éxitos del FC Barcelona, el juego de la Selección de Holanda confirman esta incipiente tendencia.

En ese sentido el arquero argentino tiene mucho que aportar, su historia es muy rica existen huellas claras fáciles de rastrear, que pueden servir de cimientos firmes para esta construcción.

 Arquero Jugador pretende ser un lugar para el intercambio de ideas, desde la afinidad o desde el disenso (estamos convencidos que la diversidad produce crecimiento), les damos la bienvenida a todos aquellos que deseen aportar y agradecerles por fomentar esta idea.

“Somos el momento y este es el lugar”, versaba el estribillo de un tema rockero de los ´80.

Comenzamos tarde, pero muy seguros que es desde aquí.

Marcelo Luis Álvarez.

30/12/2012

¿Atajar o jugar de arquero?

(La adaptación táctica al modelo de juego)

Cuando las puertas de la percepción se habrán todo se presentará tal cual es, infinito…
William Blake

El puesto de arquero es el más individual en un deporte de conjunto, no se si esta afirmación puede llegar a ser adecuada, pero sin lugar a dudas es el rol de mayor especificidad, esto generalmente origina interpretaciones erróneas una de ellas es suponer que la adaptación táctica al modelo de juego es sencilla, o incluso ni siquiera es digna de tener en cuenta, opino totalmente lo contrario es el puesto más difícil de adaptar, y en ocasiones es imposible que un mismo jugador pueda cumplir con tareas tan disimiles.

Zonas de intervención del arquero en situación estándar.

En situaciones estándar generalmente podemos determinar tres zonas de intervención del arquero en situación de juego, la zona 1 (azul) es la zona de custodia del arco, la zona 2 (roja) es la zona donde se dan a mayor cantidad de mano a mano con el delantero, zona de 1 vs 1 y la zona 3 (amarilla) es la zona de anticipación. El control de cada zona necesita de características particulares y lo ideal es que un buen arquero las domine todas.

Últimamente uno de los principios preponderantes del juego ha sido defender en bloque ser compacto para no dar posibilidades de progresión al rival es una cuestión que compromete a todo el equipo, para comprender con claridad esta cuestión escuchemos a Mourinho:

Interpretando lo expresado, podemos establecer que todos los equipos defienden en bloques compactos que nunca exceden los 40 metros de ancho (área grande) y los 30 metros de largo (poco mas de un cuarto de campo). La ubicación del bloque como bien lo expresa Mourinho es decisión del entrenador. A esto se refería seguramente don Osvaldo Zubeldia cuando decía, en este juego las líneas de atrás gobiernan a las de adelante.

Bloque defensivo bajo, cercano a la propia meta.
Bloque defensivo medio cercano al circulo central.
Bloque defensivo alto cercano a la mitad de campo.
La posición de bloque defensivo determina el espacio a cubrir por el arquero.

Como podemos observar en la figura anterior la posición del bloque defensivo determina el espacio a cubrir por el arquero, extendiendo fundamentalmente la zona de anticipación, cumplir con esta tarea no es sencillo, como bien afirma Van Gaal, el arquero debe tener sentido de la orientación y buen juego de pies, para poder extender su dominio periférico.

Para iluminar mejor la idea podemos observar imágenes de Lucas Cháves, arquero de Argentinos Juniors en dos etapas diferente de su carrera, bajo el mando de Ezequiel Carboni, donde su bloque defensivo era alto y debía cubrir mayor espacio, y en la actualidad con Diego Dabove donde su defensa juega mas cerca de su arco y sus funciones están mas supeditadas a la defensa del arco.

Como se puede advertir, la ductilidad del jugador garantizó una optima adaptación a los diferentes modelos de juego, en el caso de Cháves, que como le gusta afirmar a un colega amigo, es un jugador de campo que además ataja bien, no se manifestaron problemas , no siempre ocurre así.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

El arco tiene muchos ar-quitos (criterios para caminar el área)

“Donde impera el peligro, crece también lo que nos salva” Friedrich Hölderlin

Prometimos volver sobre algunos conceptos de manera mas especifica, la frase del titulo se la escuche a Jose Luis Felix Chilavert hace algún tiempo, Marcelo Barovero recientemente ante la pregunta sobre que consideraba mas importante en un arquero respondía ¨La ubicación, no hay nada como saber caminar el área¨, ambas afirmaciones están relacionadas.

Antes que la FIFA prohibiera las marcas adicionales en el campo de juego, era muy común observar tres marcas sobre la linea del área chica, dos a la altura de los postes y una en el centro, estas eran de mucha ayuda para los arqueros y están relacionadas con el contenido que queremos desarrollar. Estas marcas nos servían en primer lugar para poner delante de nuestros ojos lo que teníamos que defender, porque como bien afirmaba Hector Baley, tenemos que cuidar algo que no vemos, lo tenemos detrás, y en segundo lugar nos daban referencias para defender dos arcos adicionales, muy importantes por cierto.

Intentemos clarificar la cuestión, generalmente identificamos cinco carriles de ataques dos externos, dos intermedios y uno central como se puede ver en la imagen.

Carriles de ataque.

De acuerdo a las marcas realizadas sobre la linea del área chica a cada carril de ataque le corresponde un arco diferente, carriles externos, sobre todo en los segundos cuadrantes se defiende arco lateral.

Arco lateral.

Carriles interiores corresponde custodiar arco diagonal:

Arco diagonal.

Por ultimo el carril central es el más difícil, no tenemos referencias que nos ayuden y los mas conveniente es ir hacia delante para reducir lo más posible, por eso es recomendable que los defensores intenten siempre cubrir ese sector y llevar la jugada hacia los costados.

Arco frontal.

Como siempre los conceptos están relacionados, la ubicación correcta siempre esta relacionada con transitar la linea imaginaria que se extiende desde la mitad del arco hacia la pelota o como hemos desarrollado en artículos anteriores transitando la bisectriz del ángulo que forman la pelota con los postes del arco. La mejor manera de garantizar una colocación adecuada es moverse lateralmente en semicírculo, esto provoca que siempre estemos de frente al balón y reduciendo el espacio como afirmamos anteriormente.

Reducción con desplazamientos en semicírculo.

Trabajar con estos conceptos desde edades tempranas favorecerá la incorporación de las sensaciones cinestesicas que se ocuparan del espacio independizando el ojo del movimiento, favoreciendo la eficacia en la toma de decisiones. Como afirmaba el gran Amadeo Carrizo: en estos espacios transcurrió gran parte de mi vida deportiva, conocerlos y dominarlos es una tarea indispensable.

Mediadas del arco y zonas aledañas.

Es muy común observar en diversos entrenamientos colocar obstáculos para provocar impulsos y estiradas descomunales, sería conveniente invertir mas tiempo en establecer las reglas conceptuales en lugar de ocuparnos de las excepciones circunstanciales.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

PST – Etapas Formativas

¿Dónde está la sabiduría que hemos perdido en conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que hemos perdido en información?
T.S. Eliot

Durante una serie de conferencias que realizó Marcelo Bielsa en los últimos años, afirmó en reiteradas ocasiones que el fútbol evolucionó en varias direcciones, la competencia, la infraestructura, la captación, la detección del talento, pero el proceso formativo no acompañó esta evolución.

Antiguamente el jugador adquiría las destrezas del juego de manera autónoma jugando muchas horas entre pares sin participación de los adultos, de allí la afirmación del mismo Bielsa, cuando dice ¨la mejor manera de formar un jugador es no interviniendo¨, o de Johan Cruyff cuando afirmaba: ¨jugaba cuatro horas en la calle y una en el AJAX, donde creen que aprendí a jugar¨. El diamante llegaba en bruto, el formador pulía las aristas que sobraban y el jugador estaba listo para competir.

Esta realidad ya no existe los espacios libres son cada vez mas escasos y en muchos lugares sinónimo de peligrosidad, el tiempo libre del niño tiene otras atracciones, en general mas sedentarias y el aprendizaje se realiza con la participación activa de un adulto. Es ahí donde a mi juicio radica el mayor problema de la formación, no se encontró un proceso pedagógico creativo que reemplace la formación autónoma de antaño, se reconvirtieron los procedimientos que se utilizaban para pulir e intentaron darle categoría metodológica, eso no alcanzó y se vive de la nostalgia del potrero. Arsene Wenger exitoso técnico del Arsenal ingles por mas de 20 años, hoy colaborador de FIFA, identificó claramente el problema, recientemente expresó, la educación es desarrollar la toma de decisiones y no lo estamos haciendo bien.

Esto nos pone ante un desafió,si acordamos con este diagnostico, desde ya manifestamos un pleno acuerdo, debemos actuar en consecuencia.

PST (pedagogía y sensibilidad táctica) es un primer intento de dar respuesta a esta demanda, creemos que es un proceso de aprendizaje permanente (pedagógico), que se alimenta de la interacción sensible del entrenador con el jugador (sensibilidad), y que esta enfocada preponderantemente en la toma de decisiones (táctica).

Todo proceso formativo debe respetar etapas biológico-pedagógicas que deben ser ajustadas y adaptadas a las distintas edades. Es por ese motivo que realizar un paralelismo con la enseñanza académica nos puede ser de mucha utilidad.

Fundamentalmente definimos tres etapas de enorme importancia, base, fútbol infantil pre-competitivo, escuela primaria ( fútbol 7 o fútbol 8 según edades entre 9 -12 años), especialización, fútbol juvenil, escuela secundaria (13 a 17 años) y etapa de perfeccionamiento para la competencia profesional, universidad (18 a 21 años). Las edades son referenciales, con las especificidades correspondientes, a partir de ahí todo es rendimiento.

Etapas formativas.

La primera etapa, la base, es la iniciación del juego, es la etapa donde la fase sensible se encuentra abierta es la edad donde repetir es jugar, al niño nada lo hace mas feliz que el otra vez, es el momento que debemos aprovechar para incorporar los fundamentos, edificar un patrón motor adecuado puede resultar mucho mas fácil a estas edades, es el momento de la repetición fundante y la subjetivación del movimiento, es decir lo practicado debe ser incorporado como algo que sirve, el niño aprehende y hace suyo el fundamento enseñado porque le sirvió para resolver de manera eficiente una jugada, es indispensable aclarar que este proceso es singular, esa experiencia es producto de una asociación particular en muchas ocasiones irrepetible. El final de esta etapa es el inicio de la competencia reglamentaria, es por eso que debe ser acompañada por el conocimiento del reglamento (la regla es el juego) y la ubicación en los nuevos espacios de juego.

La segunda etapa, la de especialización, es quizás la mas importante estamos en medio de la pubertad y los cambios físico-biológicos van acompañado de una maduración intelectual que favorece la comprensión del juego, aquí es muy importante desde lo condicional re-adaptar coordinativamente al jugador a su nueva estructura corporal, quizás el ultimo momento para modificar patrones motores de manera natural, es el periodo de conceptualización del juego, la incorporación de los conceptos debe respetar un proceso lógico lo que hemos denominado OCDE: observar-comprender-decidir-ejecutar, es clave para desarrollar la toma de decisiones y lograr la tan ansiada cultura táctica del jugador. La metodología es la clave de esta etapa, respetar espacios y contextos situacionales es fundamental, la observación se favorece independizando el ojo del movimiento para eso es indispensables que las sensaciones sinestecicas se ocupen del espacio, la comprensión se verá beneficiada extrayendo conceptos de lo que se hizo bien, entrenando situaciones referenciales asociadas al juego se ayudará a reconocer el contexto y acelerar la decisión, la identificación perceptiva de la situación por ende sugerirá la ejecución correcta del movimiento, es fundamental entender este proceso de practica como una forma particular de repetir sin repetir. Incluso en esta etapa es conveniente re-definir el rol de la competencia, dándole el lugar primordial de evaluación de lo aprendido, priorizandolo por encima del resultado deportivo.

La etapa de perfeccionamiento esta signada por la incorporación de los hábitos, si los conceptos fueron bien abordados la tarea es una consecuencia natural del entrenamiento, siempre debemos tener en cuenta que necesitamos pensamientos para un cuerpo en movimiento y los transformamos en conocimiento a través del hacer, no de la teoría, practicar los conceptos es lo que conduce al verdadero cambio.
Para que los cambios se sostengan es necesario practicarlos hasta que se vuelvan habituales y naturales, cuando ya no haya esfuerzo y no pensemos en ello. Practicar nos permite acceder a una experiencia sensible de aquello que sabemos. Es traer al campo de la acción todo conocimiento teórico que hemos leído, nos han impartido, o que surge de nuestras observaciones. Ponerlo a prueba, y que en su actividad, aquel saber se interrogue a sí mismo.
Mediante el entrenamiento se pretenden crear estructuras mas o menos estables: hábitos.
Cada vez que un hábito se instala, pasa a ser información inconsciente que funciona en nosotros. El habito nos permite ejecutar sin tener que pensar, en situación de partido nos va a poner mas cerca de la solución de lo inesperado, lo aleatorio, lo contingente, que es lo mas difícil de desentrañar dado la gran variabilidad de este juego.

Este proceso debe ser considerado producto de una construcción de aprendizaje permanente, donde seguramente se producirán conflictos, y como en todo conjunto de fases donde actúan mas de una variable, los desarrollos no serán lineales sino desiguales y combinados, es indispensable la sensibilidad del entrenador para poder detectar estas situaciones y poder responder con acierto, se trata de experiencias singulares que atraviesan emocionalmente al sujeto en cuestión y no tienen un tiempo determinado de estabilización ni garantías de concretizarse.

El aprendizaje como construcción.

Si entendemos las particularidades de la construcción del aprendizaje deportivo, seguramente cumpliremos con la meta de formar mayor cantidad de mejores jugadores, y nos alejaremos de las soluciones mágicas muy en boga por estos tiempos, de reemplazar la función critica individual e irrepetible de la relación entrenador-jugador por estructuras de diseño técnico-científico, la formación de los entrenadores y los espacios transdiciplinarios que garanticen una practica entre varios, es el procedimiento mas apropiado para salir exitosamente de esta situación, que por asignación de recursos nos pone en desventaja con relación a otros continentes, satisfacer el deseo de nuestros jóvenes talentos poniéndolos en situación de gozar del juego, es la tarea que debe priorizar nuestra imaginación en lugar de ser consumidores de soluciones cientificistas o tecnocraticas que solo cumplen con el rol de distraernos de la esencia de un juego que supimos dominar. Como están dadas las condiciones, es difícil cambiar nuestro rol de abastecedor de materia prima del gran negocio europeo, pero formando mejor, podemos ampliar y diversificar la oferta de buenos jugadores y aportar a mejorar el espectáculo autóctono y alimentar con la eficacia de la belleza la pasión de nuestros hinchas. No se me ocurre otro punto de partida para revertir una situación que hoy nos es desfavorable.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Bibliografía consultada:
Juegos Inocentes, Juegos Terribles. Graciela Scheines.
La acción táctica en el juego. Fiedrich Malho. Naturaleza de la fuerza en el cuerpo y la danza. Roxana Galand.

PST pedagogía y sensibilidad táctica (conceptos).

Buena suerte y mas que suerte sin alarmas… Recónditos de Ricota (vencedores vencidos).

Habiendo incorporado los fundamentos con las especificidades y características particulares de cada arquero, siempre debemos recordar que hay una adaptación subjetiva al movimiento que no todos recorren e incorporan de manera uniforme, podemos pasar a la siguiente estructura cognitiva, la incorporación de los conceptos.

Los conceptos como hemos desarrollado en varias ocasiones vienen acompañado del aditamento que nos da el saber que es lo que quedó de algo que se hizo bien, es decir atravesó exitosa-mente la experiencia por eso tiene carácter estructurante.

Es la segunda fase natural del espiral metodológico, una vuelta de rosca mas en la generación de un esquema de conocimiento propio que nos posibilite crear hábitos para desarrollar un pensamiento creativo.

1- La distancia entre el arquero y el ultimo defensor debe ser siempre constante.

Es la correlación del dominio periférico, si el espacio detrás de los defensores es nuestra responsabilidad mantener distancia constante con nuestra ultima linea, es una referencia de gran ayuda para cumplir con ese objetivo.

2- Pelota hacia atrás arquero hacia delante.

Los tres conceptos que siguen parten de un postulado que nos identifica, el achique preciso es mas eficaz que la volada espectacular. Si nos movemos lateralmente en semicírculo y garantizamos estar siempre de frente a la pelota, tenemos que aprovechar los pases hacia atrás, o transversales en diagonal, de nuestros adversarios para dar dos pasos adelante y esperar el remate bien equilibrado con mayor posibilidades de ser efectivo.

3- Cuanto más cerca esta el arquero de la pelota más lejos esta el delantero del gol

Siguiendo el juego con mucha atención y corrigiendo nuestra posición en relación a la pelota de manera permanente, la jugada siempre nos va a dar la posibilidad de reducir angulo, un mal control, un delantero que baja la mirada, siempre posibilita un achique eficaz, la diferencia con el concepto anterior es la lectura que hacemos de la jugada para aprovechar nuestra oportunidad.

4- Nunca atajar debajo del arco.

Debajo del arco todo es mas difícil, dependemos de la impericia del ejecutante mas que de nuestras cualidades, los esfuerzos son mayores y los errores irreparables, a partir 3,5 mts delante de la linea de meta nuestras posibilidades mejoran y podemos volvernos eficaces en porcentajes mas elevados.

5- Cuando la pelota viene por aire y se decide no salir el espacio se achica hacia atrás.

El golpe de cabeza no tiene la misma potencia que el ejecutado con el pie, si a eso sumamos que generalmente el delantero cabecea en el aire y apareado con un defensor, el balón casi siempre adopta una trayectoria curvilínea bajando con menor fuerza a la altura del arco, por eso recomendamos retroceder y pegarnos a la linea de meta cuando decidimos no salir, encontraremos a la pelota cayendo y con mas posibilidades de intervenir.

6- El delantero siempre va a patear a la porción de arco que ve.

Perder el contacto visual con la pelota es algo que deberíamos intentar evitar, pero si sucede, quiere decir que no estamos viendo la misma porción de arco que el delantero, intuir el espacio que esta percibiendo el ejecutante e ir sobre el, muchas veces es una alternativa de mucha ayuda.

7- El arco tiene muchos arquitos.

Sobre este tema vamos a volver con mayor especificidad, para determinar los otros arquitos, pero a la hora de esperar un centro del ultimo cuadrante de los carriles externos siempre es conveniente despegarse del palo y cubrir el arco lateral.

Hasta aquí la organización de lo observado, el desafío es transformar las soluciones que plantean los referentes analizados, en ejercicios que reproduzcan los contenidos a trabajar, y así poder incorporarlos como hábitos, desde ese lugar de hábito incorporado, podremos partir con mayor posibilidad de resolución satisfactoria a enfrentar las situaciones aleatorias que requieran de una asociación creativa en esa dinámica evolución hacia lo inesperado que nos propone este maravilloso juego.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

PST pedagogía y sensibilidad táctica (fundamentos)

El proceso de enseñar, que implica el proceso de educar y viceversa, contiene la «pasión de conocer» que nos inserta en una búsqueda placentera aunque nada fácil. (Paulo Freire).

Hemos dado en llamar esta metodología PST (pedagogía y sensibilidad táctica), entendemos el entrenamiento como construcción de conocimiento y el rol del entrenador-profesor, es una actividad de guía sensible en la consumación de la pretendida cultura táctica a la que aspira la formación del jugador.

Es indispensable aclarar que esto funciona como una guía, no debe confundirse con un dogma inalterable, parafraseando a Víctor Frade es una metodología para no depender de un método.

Para organizar nuestro entrenamiento creo que es de ayuda comenzar por preguntarse para avanzar el las respuestas.

Cuestionario guía para la construcción del entrenamiento.

Que entrenar, seria establecer nuestro programa de entrenamiento, y en la nota titulada ¨¿Para que entrenamos?¨, dejamos claro que debemos comenzar por los fundamentos. Cuando definimos los mismos dijimos, que se ocupan de la solución motriz del problema y están relacionados con la técnica o la táctica individual del jugador. También afirmamos que nuestros criterios de observación tienen que ver con evitar atajar, y cuando debemos hacerlo buscar donde y como.

1- Dominio Periférico

Acostumbrar a nuestros arqueros a intervenir a espaldas de nuestros defensores me parece de suma importancia, inculcar que ese espacio es su responsabilidad es algo que debe abordarse desde edades tempranas, así se desarrollara su sentido de la orientación y su juego de pies, el seguimiento perfilado y la comunicación permanente con la linea defensiva.

2- Mano a mano (1 vs 1).

Si el espacio a espaldas de la defensa es responsabilidad del arquero, cuando no se puede resolver la jugada antes que se vuelva peligrosa, nuestros defensores deben provocar el 1 vs 1 con el arquero, esto quiere decir que la defensa debe estar entrenada para llevar a los delanteros a la zona mas adecuada (siempre los costados nunca sobre el centro), en el duelo el arquero tiene ventaja porque puede usar las manos dentro del área, y si domina el patrón motor adecuado puede abarcar mucho espacio, es importante dominar la progresión, perfilar para orientar, orientar para robar.

3- Desplazamientos laterales en semicírculo.

Los desplazamientos del arquero siempre deben ser tendientes a garantizar atajar en un arco no mayor a 5 m x 2 m, esto quiere decir que los disparos nunca deben encontrarnos parados sobre linea de meta, la mejor manera de hacerlo es siempre moverse en semicírculo con los hombros siempre de frente a la pelota, bien equilibrados y con el centro de gravedad en posición adecuada, no cruzar nunca las piernas, salvo que necesitemos un ajuste a mayor velocidad al que se pueda garantizar moviéndose lateralmente.

4- Respaldar los atrapes siempre con el cuerpo detrás.

Si garantizamos una buena ubicación en muchas ocasiones la pelota vendrá a nuestro encuentro, siempre es aconsejable respaldar el atrape con el cuerpo detrás, en este sentido los disparos al ras del piso, o por debajo de la linea de las rodillas, son los mas dificultosos debemos bajar una rodilla para evitar filtraciones, y las manos deben bajar siempre por dentro de la que queda rígida, en lo posible nunca corregir una posición sacando las manos por fuera de la rodilla, es ahí donde se producen la mayoría de los errores.

5- Desvíos al ras del piso.

En este tipo de desvíos es fundamental bajar el centro de gravedad, si nuestra ubicación es la correcta no vamos a depender del poderío del impulso previo, mas bien vamos a necesitar de un patrón motor adecuado, esto quiere decir que tipificar el movimiento es mas importante que generar el impulso. Los aspectos coordinativos suelen ser de mayor importancia que la velocidad y la potencia.

6- Para llegar mas alto.

Cuando estirarse es el ultimo recurso aquí también hay que optimizar, para llegar mas alto siempre es conveniente estirar la mano contraria al pie de impulso, así podremos ganar mayor longitud sin depender en demasía de la magnitud del despegue.

7- Para llegar mas lejos.

En los balones que se dirigen hacia nuestros costados la relación es distinta, es conveniente estirar la mano del lado del pie conque nos impulsamos, como siempre la ubicación y los movimientos previos son fundamentales en la eficacia de la estirada.

8 – Juego aéreo.

El juego aéreo es la asignatura pendiente de estos tiempos pocos arqueros salen con determinación y seguridad para atrapar el balón, la reconstrucción de trayectorias y la coordinación, desplazamiento, salto y atrape, deben ser fomentadas desde edades tempranas, sigo considerando que el esfuerzo para retener es el mismo que para rechazar, la decisión depende de la evaluación de la jugada, me pueden cargar, estoy en inferioridad, rechazo; estoy respaldado, con espacio para desplazarme, retengo.

9 – Juego aéreo rechazos.

Si decidimos rechazar, tenemos que tener en cuenta algunas cuestiones, el rechazo ideal es con la mano del lado de donde viene la pelota, aplicar un puñetazo con fuerza y precisión para que siga su curso, buscando elevación y distancia, esto permite que la defensa se acomode a la trayectoria esperada pero con mayor tiempo, de no ser posible buscar altura, al elevar la pelota tenemos mas tiempo para reubicarnos y la posibilidad de volver a utilizar las manos, nunca hacerlo hacia abajo es una lotería a quien puede caer y así favorecer a un contrario.

10- Juego con el pie.

Con atajar no alcanza, el dominio de la pelota con el pie es un requisito muy importante del arquero moderno, la orientación y el seguimiento del juego para intervenir a espaldas de nuestra defensa fuera del área, despejando el peligro o recuperando el balón, los desmarques de apoyo para quitarse la presión del rival, así como los cambios de orientación y los saltos de linea son hoy recursos que todo arquero debe manejar.

Hasta aquí los fundamentos que consideramos esenciales dominar para ejercer nuestra función, sobre algunos de ellos volveremos con mayor énfasis, vuelvo a reafirmar que esta observación de lo que hacen los mejores no es para reproducir con exactitud esos movimientos, si lo abordamos así vamos a fracasar, este no es un juego de tiempo y marca, sino de situación y contexto donde superar al rival para marcar goles depende de destrezas individuales y elaboraciones colectivas de gran variabilidad y coordinación, por eso la incorporación de estos fundamentos son un punto de partida para generar una reorganización progresiva de estructuras conceptuales y ver como se van adaptando al desarrollo del jugador.

En la próxima nos esperan los conceptos.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

PST pedagogía y sensibilidad táctica

Yo vivo de preguntar, saber no puede ser lujo… Silvio Rodriguez (El escaramujo).

Hemos llegado hasta aquí afirmando que nuestro marco teórico surge de la observación del juego, y dejando en claro para que entrenamos, algo que podría resumirse diciendo ¨aprender más para rendir mejor¨.

Este es el momento de ordenar lo observado y elaborar una metodología para llevarlo adelante.

Para ordenar debemos tener un criterio, un marco conceptual, que defienda nuestra manera de entender el fútbol, porque es muy difícil poder transmitir algo de lo que no se esta convencido.

El criterio de observación tiene que ver con nuestra interpretación del juego y de la función especifica del arquero, para ello sostenemos que la mejor manera de cumplir con nuestra función, es evitar atajar, ordenar nuestra defensa para que el adversario no progrese, tarea que hay que realizar, sobre todo, cuando nuestro equipo esta en posesión del balón, cuando debamos intervenir hacerlo lo mas lejos del arco posible, desarmar la jugada antes que se vuelva peligrosa, si no podemos evitarlo y hay que atajar, tratar de hacerlo en el lugar adecuado donde nos lleve menor esfuerzo y logremos mayor efectividad.

Para realizar todo eso consideramos que lo mas indicado es comenzar por ubicar al arquero en el espacio de juego.

Distancia genérica del arquero en relación al sector del campo donde se encuentra la pelota.

Como siempre la que manda es la pelota, es nuestra primera referencia nuestra ubicación depende del lugar donde se encuentra, como se puede advertir en el gráfico la ubicación de la pelota determina la consiguiente posición del arquero en el campo. Esto se irá complejizando de acuerdo a quien posea el esférico y la evaluación que el arquero realice de las distintas situaciones.

En ese sentido observar este vídeo de Manuel Neuer en el Mundial de Brasil 2014 me parece muy didáctico.

Es interesante observar estas imágenes porque considero que este torneo estableció un cambio de paradigma a nivel mundial, los arqueros comenzaron a estar mas pendientes del juego y a extender sus espacios de intervención y sus funciones con respecto al mismo, para fundamentar aun más este concepto podemos analizar la cantidad de metros recorridos por Neuer en algunos partidos del certamen.

Cantidad de metros recorridos por Manuel Neuer en los partidos contra Brasil y Argentina.

Manuel Neuer no estuvo solo en ese mundial, en el mismo sentido Claudio Bravo arquero de la Selección de Chile, acompañó al arquero alemán en este seguimiento mas activo del juego.

Cantidad de metros recorridos por Claudio Bravo en los partidos contra España y Brasil.

Esta actitud hacia el juego en muchas ocasiones determina la manera de defender el arco, si uno esta pendiente del juego, cerca de sus compañeros, seguramente tendrá una mejor ubicación a la hora de tener que atajar.

Como lo hemos dicho en muchas ocasiones atajar con eficacia depende del espacio que debamos cubrir, nuestro arco mide 7,32 m x 2,44 m solamente si nos encontramos parados sobre la linea, clarifiquemos aun mas este criterio.

Tener en cuenta esto es de suma importancia, ya que el espacio a cubrir determina la técnica que vamos a usar para hacerlo, y los recursos necesarios para su ejecución, es decir el donde intervenir determina el como y por ende lo que debemos entrenar desde lo táctico, técnico y condicional.

Hemos avanzado en los criterios de observación ahora podemos pasar a determinar los fundamentos y los conceptos para organizarlos y buscar una metodología acorde para incorporarlos, en las próximas entregas abordaremos estas cuestiones.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

¿Para qué entrenamos?

Nada te ata a leer la novedad… SUMO (Lo quiero ya!)

El arquero es posiblemente el jugador más entrenado del futbol actual, la llegada del entrenador especifico posibilitó que se le diera una dedicación exclusiva y pormenorizada a su accionar, eso se tradujo sin lugar a dudas en una mejoría de su rendimiento.

Pero porque digo el más entrenado y no el mejor entrenado, según mi modesta apreciación hay una equivocación en la respuesta a la pregunta de ¿para qué entrenamos?

Cuando el futbol en general ha dado un giro hacia obtener respuestas tácticas, donde el entrenamiento se supedita a obtener mejores decisiones con metodologías que ponen el énfasis en esa cuestión, el arquero se sigue entrenando fuera de situación y contexto.

Es común al hablar de entrenamiento de arqueros encontrarse con cuestiones que tienen que ver con lo condicional, fuerza máxima, fuerza explosiva, pliometría, velocidad de reacción, rara vez se habla de los fundamentos, de los conceptos que se deben incorporar para realizar la tarea.

Por eso afirmo que hay una equivocación en la respuesta, ¿entrenamos para obtener mayor fuerza, mayor velocidad, mayor potencia,o para mejorar nuestro rendimiento conociendo mas del juego, incorporando saberes que darán respuesta a las diferentes situaciones que nos plantea?

Para responder a la pregunta primero hay que establecer como lo hemos dicho anteriormente en innumerables ocasiones, que el futbol es un juego de preponderancia táctica, donde la velocidad en la toma de decisiones es preponderante.

El análisis de la acción táctica y la incorporación de los conocimientos que darán solución a los problemas que plantea el juego son entonces de vital importancia.

En ese sentido el análisis de Friedrich Malho en su libro “La acción táctica en el juego” me parece un buen punto de partida.

La acción táctica en el juego adaptado de Friedrich Malho.

Para el autor la acción táctica tiene dos soluciones una mental y otra motriz, una parte de la apreciación y comprensión de la situación y la otra de la ejecución técnica de la resolución elegida, de esa interacción entre ambas se obtendrá una evaluación del resultado que será lo que el jugador incorporará en su memoria como criterio de aceptación, positivo o negativo. Así se irá incrementando la cultura táctica del jugador.

Si este autor esta en lo correcto, yo pienso que sí, podríamos establecer que el mejor entrenamiento es la situación de referencia con respecto al juego, no sin descuidar la técnica ya que sin la solución motriz, poco sirve que lo comprendamos correctamente. Aquí se nos presenta un problema, separar para analizar siempre ha sido el método elegido para comprender mejor, pero nunca debemos olvidar que es solamente a ese efecto, en el juego percepción solución intelectual y solución motriz, fundamentos y conceptos se presentan de manera múltiple, simultanea y multívoca. Es decir, debemos resolver varias cosas que pasan al mismo tiempo y que muchas veces tienen más de una interpretación.

Ciclo de incorporacion de hábitos.

Siguiendo este cronograma que lógicamente peca de reduccionismo para su mejor comprensión, podríamos establecer que el fin del entrenamiento es intentar dar solución a la acción táctica, incorporando conceptos (solución intelectual al problema) y fundamentos (solución motriz al problema) para transformarlos en hábitos que posibiliten respuestas a una situación referencial del juego. El hábito tiene el propósito de reconocer la situación para resolver sin tener que pensar, así de manera aleatoria podrá intentar dar respuesta a la esencia del juego, que es su evolución creativa hacia lo inesperado.

Por eso consideramos que el futbol sobre todo en etapas formativas es una actividad pedagogica continuada.

Este proceso tiene como objetivo la incorporación de hábitos que nos ayuden a tomar buenas decisiones en la resolución táctica de las diferentes situaciones del juego. Para crear esos hábitos nos apoyamos en un marco conceptual que debemos incorporar de manera progresiva. Nos referimos a conceptos porque entendemos que el concepto tiene dos cualidades indispensables, tiene historicidad es lo que quedó de algo que se hizo bien, se podría decir que atravesó la experiencia de manera exitosa y además es estructurante, edifica bases solidas en las que apoyarse. Para poder incorporar los conceptos antes debemos dominar los fundamentos, estos están mas ligados a la resolución técnica de distintas situaciones y son el paso previo a la incorporación del concepto.

Espiral metodologico.

Como se puede observar en la base están los fundamentos, se podría decir que es el jugador con la pelota, hay una organización natural de las necesidades que es conveniente trabajarlas a edades tempranas, el jugador nos llega porque tiene destrezas con el elemento, ahí hay que aprovechar para pulir esas cualidades y prepararlas para lo que se viene, dejar de jugar a la pelota para jugar al futbol. Los conceptos son la herramienta que utilizará el jugador para proporcionarse una organización que demandará necesidades y energías infinitamente mas complejas y poderosas en el camino por lograr una serie de  hábitos deseados. El conjunto de hábitos bien adquiridos son lo que elevará al jugador al estado de jugador de equipo consumado, donde el aporte al conjunto, disuelve la individualidad en la sinergia del equipo. La orbita excéntrica que recorrerá el jugador con el entrenador desde un estado a otro estará guiada por los contenidos que se trabajaran en conjunto y con los ajustes que proporcionará la sensibilidad del profesional con respecto a la apreciación que realice de las etapas recorridas en su desarrollo. Es importante que se incorpore la idea del método como un espiral, para comprender que se pasará por lugares que podrán reconocerse pero en peldaños superiores de evolución

Flujo alternativo de incorporacion.

Establecer los fundamentos y los conceptos a trabajar es la tarea a la que debemos abocarnos y esto no requiere de grandes virtudes sino mas bien en organizar lo que observamos y con un criterio adecuado a nuestra manera de entender el juego darle una progresión sistemática de incorporación para transformarlos en saberes transmisibles

Prometimos una metodolgía desde la observación del juego, basada en nuestra experiencia, hacia allá vamos!

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

De la observación del juego a la formación del jugador.

Aunque me fuercen yo nunca voy a decir que todo tiempo por pasado fue mejor, mañana es mejor…! Pescado Rabioso (Cantata de puentes amarillos).

Vivimos momentos donde alcanzar información se ha convertido en algo relativamente muy fácil podemos conseguir datos de todo lo cuantificable. Transformar esa información en conocimiento es otra tarea y allí radica un problema ya que esa información puede llegar a desinformar.

Porque el problema no es la información, sino la clave de interpretación. El problema no son los datos, sino como interpretarlos. El problema no son los datos sino la teoría con la que observamos el juego. La idea es convertir esa información muy valiosa por cierto, en mayor capacidad de análisis. Los datos deben incrementar nuestro poder de observación.

Para analizar el juego lo primero que hay que entender es que el todo es algo mucho mayor que la suma de las partes, hay que partir de un análisis global, porque lo que sucede con las partes es mucho mas fácil entenderlo si se comprende el todo.

Lo primero que deberíamos hacer es ubicar al jugador y su función en el espacio de juego, para eso lo mas importante es conocer la regla como bien afirma Graciela Schienes no hay juego sin reglas, en realidad el juego es la regla.

Con el arquero se suele cometer el error de determinar su función por la excepción, el reglamento establece que es el único jugador que puede tocar la pelota con la mano en una determinada porción del terreno de juego, el área grande, y solo en algunas ocasiones (si el balón es impulsado por un jugador del equipo contrario o un compañero de manera involuntaria o intencionalmente con una parte de su cuerpo que supere la cintura); esta particularidad hace que muchos limiten su rol a la defensa del arco y a desarrollar casi con exclusividad su peculiar privilegio.

Esto no quiere decir en absoluto que no se priorice su rol defensivo y su tarea primordial de impedir el gol, pero si reconocer,que el juego tiene diferentes niveles de percepción que generan diferentes niveles de conciencia y su aporte puede comenzar mucho antes que el balón llegue a las inmediaciones del arco y ademas tomar decisiones en la elaboración del juego en su conjunto.

Por este motivo es muy común observar que la gran mayoría de cursos de entrenamiento parten de desarrollar lo que se conoce como técnica especifica o en el mejor de los casos lo hacen desde la táctica individual exclusivamente, ocupándose de su rol de salvador circunstancial.

Durante mucho tiempo la defensa del arco fue tomada como el rol fundamental de la linea defensiva, ante la perdida del balón la primer consigna defensiva era retroceder para defender el marco , luego paso a ser obstaculizar el avance y por ultimo la prioridad es la recuperación de la pelota lo mas rápido posible, hoy en día respetando especificidades los bloques cortos con funciones polivalentes de apoyo mutuo entre las distintas lineas son una condición no negociable. El arquero acompaño este proceso, es muy común ver como colaboran en la recuperación de la pelota haciéndose cargo de mayor espacio de campo, como así también realizar apoyos para conservar la posesión del balón tomando decisiones a la hora de la elaboración del juego; no obstante su entrenamiento no acompaño ese desarrollo y en etapas formativas aun es una asignatura pendiente.

Ubicar el rol del arquero en el conjunto debería ser el comienzo de la formación, su ubicación espacial con respecto a la posición de la pelota su particular radio de acción, es el único jugador que debe cubrir 180 grados y siempre tiene la cancha de frente sin lado ciego, lo faculta para ordenar a sus compañeros con mayor precisión y certeza, algo que los defensores deberían aprovechar manteniendo contacto visual y comunicación permanente.

En artículos siguientes intentaremos dar forma a una metodología que piense el entrenamiento desde los fundamentos y los conceptos para intentar contrarrestar una corriente imperante que lo hace desde lo físico-técnico, observar para comprender y desde la comprensión del juego pensar la formación y el entrenamiento.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Gatti – Fillol

Mirar para atrás casi siempre paraliza los pies… La Vela Puerca (La calle adicción).

Hugo Orlando Gatti y Ubaldo Matildo Fillol, son protagonistas de una de las mas encarnizadas antinomias que vivió el fútbol argentino.

Con carreras muy prolongadas ¨El Loco¨y ¨El Pato¨dominaron el escenario del fútbol argentino en lo que a defender el arco se refiere, el epicentro abarca de mediados de los 70 a mediados de los 80. Gatti llega a Boca para hacerlo trascender internacionalmente, gana tres campeonatos, dos copas libertadores y un campeonato mundial de clubes ante el Borussia Mönchengladbach, Fillol aterriza en River para cortar su sequía histórica de 18 años sin campeonatos, logra cinco títulos nacionales y se adueña del arco de la Selección Argentina logrando el primer titulo del mundo en el 78.

El fútbol evolucionó, el puesto de arquero es quizás el que mas cambios tuvo que soportar con reforma reglamentaria incluida.Sin embargo la discusión encarnada en dos referentes de gran calidad no esta saldada y aun recoge adeptos y detractores.

De vez en cuando ambos aparecen en los medios a despojar las cenizas y avivar el viejo fuego. Los cruces entre Boca-River y el arco de la Selección son, generalmente, el terreno elegido.

Gatti convertido en un juglar mediático en tierras españolas decía lo siguiente:

Gatti habla sobre Andrada y Armani.

Fillol siempre mas medido y menos polémico afirmaba hace algún tiempo:

Fillol opina sobre el arco de la Selección.

Escuchando con atención sus declaraciones se puede entrever la manera en que jugaban, de sus pensamientos se puede inferir como era su juego.

Gatti hace referencia a lo que perdura, ¨tiene esqueleto de arquero¨, su actitud hacia el juego es la de un jugador que puede utilizar las manos en una determinada porción del campo, afirma de Andrada; es un solucionador de sus propios errores y esta con una ´suerte¨ barbara (usando otro termino), opina de Armani.

Fillol en cambio prioriza el momento la selección es el ahora y hoy Armani es el mejor, el ¨momento¨ es determinante. Hoy salva partidos.

Dos arqueros contemporáneos de sus carreras opinaban lo siguiente, Alberto Jose Poletti decía de Gatti allá por la década del 60:
¡Es un fenómeno…! Las sabe todas las viejas y las nuevas. Inventa todos los días y va a seguir inventando…Pero a veces me da la sensación que cree demasiado en “la lógica”.

Hector Baley suplente en dos mundiales de Fillol afirmaba con respecto al ¨Pato¨:
Fillol es un milagro de potencia física. Yo creo que técnicamente sé mas que el, pero tengo que reemplazar sus reflejos, sus piernas, pensando, anticipando la jugada, tratando de simplificarla.

Desde Arquero Jugador abogamos por la construcción de un saber del arco y el ¨saber dentro de un sistema conceptual es la consecuencia de una organización intelectual, donde los conocimientos relacionados mediante la actividad del sujeto, son conscientes y transmisibles. En este caso el saber se opone a la ignorancia, la fe o la creencia y es formulable en una propuesta de la que se admite la verdad por razones intelectuales y comunicables¨. (Monteil pag. 24).

Esto nos acercaría mas al estilo Gatti que al estilo Fillol, sin embargo la necedad jamas sera parte de nuestro análisis y no descartaremos la eficacia que encierra atajar por instinto y dominar saberes circunscritos a la defensa cercana del arco.

El rigor de nuestro análisis esta encuadrado en un paradigma de pluralidad compleja y unidad abierta, lo que no significa aceptar postulados que en pos de la eficacia a toda costa se transformen en una caricatura de la efectividad, volviendo la mascara mas importante que el rostro. Es muy común que la valoración de una intervención espectacular este asociada a lo sobrenatural es por eso que habitualmente vistan al arquero de superhéroe cuando la mano salvadora llega a tiempo, pero cuando la estirada no surte efecto, de inmediato el arquero se vuelve terrenal, sin evaluar si pudo salir a tapar o cortar anticipándose a la jugada, eso no califica como error. Si quisiste anticipar y no alcanzaste, te equivocaste, si te tiraste y no llegaste hiciste todo lo posible. No podemos acordar con esa lógica.

Como entrenadores y formadores nuestra tarea debe estar enfocada a darle a nuestros jugadores una cantidad de elementos que le ayuden a resolver los problemas que le irá presentando el juego, y ademas hagan que su rendimiento pueda sostenerse en el tiempo. Como afirmamos en notas anteriores en los deportes de equipos tanto la técnica como la táctica es una construcción colectiva, y eso en gran medida esta supeditado a la idea de juego que propone el entrenador.

Gatti era el arquero de Lorenzo, Fillol era el arquero de Labruna, hoy podríamos afirmar que Guardiola elegiría al ¨Loco¨ y Mourinho al ¨Pato¨.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

PD: Monteil, JM (citado de Gréhaine Jean-Francis en ¨La organización del juego en el fútbol).

Altura, agilidad, velocidad, patrón motor.

La ‘poca altura’, el secreto de Oblak y Ter Stegen . El Mundo

Con el titular del epígrafe que figura en la foto, hace algunos días apareció una nota en el diario español ¨El mundo¨, En ella se ponderan los beneficios de la ¨escasa¨estatura, representado en Ter Stegen (arquero de Barcelona) y Oblak (arquero del Atlético de Madrid), por sobre los gigantes aduciendo mayor velocidad de reacción y agilidad en beneficio de los bajitos.

Quienes siguen habitualmente Arquero Jugador saben que desde aquí opinamos que la estatura no es factor limitante para ejercer las funciones del puesto, una de nuestras notas recientes sobre Wuilker Fariñez da cuenta de esto.

Lo primero que hay que aclarar es que estos dos arqueros superan el 1,85 metros, es decir no son ningunos enanos, lo que llama la atención es que si se desea ponderar este beneficio, no se haga mención al juego aéreo, donde muchos establecen una relación directa de esta particularidad con la eficacia en el mismo. Quizás sea porque en el juego de ambos no es el factor mas destacado,

En ese sentido quiero manifestar que considero que ser alto no genera el beneficio que muchos creen incluso una estatura muy elevada se puede volver contraproducente ya que se pierde el beneficio del salto en el ataque hacia el balon, observemos con atención a Yann Sommer arquero del Borussia Mönchengladbach, que con 1,82 metros es uno de los mejores en este rubro.

Yann Sommer juego aéreo.

Claramente se puede observar que con esa estatura se pueden descolgar centros sin ningún tipo de problemas, ahora veamos si la escasa estatura provoca la rentabilidad que se afirma en ese articulo, con respecto a otras situaciones del juego, observemos este vídeo donde también esta implicado el arquero suizo Yann Sommer.

Como puede observarse Sommer no obtiene beneficios con su baja estatura en el achique 1 vs 1, sino que ademas muestra los mismos problemas que Courtois de 1,99 metros y que Krul 1,93 metros, algo que no sucede con los otros arqueros analizados, Alisson 1,91 m y Andrada 1,93 m.

Es aquí donde queremos detenernos, lo que en el articulo citado se destaca como beneficio de la baja estatura,, velocidad de reacción, agilidad, consideramos que tiene que ver con la edificación de un patrón motor, una serie de movimientos organizados en una secuencia espacio-temporal concreta, que como hemos observado en el vídeo no esta directamente relacionado con la altura sino con la característica del movimiento adoptado.

En todos los casos creemos que la decisión táctica de salir es correcta quizás con diferencias de lecturas podríamos decir que algunos deberían haberlo hecho antes u otros aguantar algo mas, pero en general lo consideramos correcto, la diferencia esta en el patrón motor utilizado mientras que los primeros tres con sus diferentes estaturas lo hacen con los pies hacia delante, Alisson y Andrada bajan bien su centro de gravedad casi al ras del piso evitando filtraciones y haciéndose anchos en el momento justo para abarcar mas espacio. A esto nos referíamos en la nota anterior cuando expresábamos que la agilidad se tipifica al recurso del movimiento de manos o piernas. Seguimos transitando cuestiones que tienen que ver con el que entrenar, mas relacionadas con la técnica especifica, en breve pasaremos a ocuparnos del como entrenar que seguramente es mas atractivo pero casi imposible sin tener claridad de todo esto con anterioridad.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]