¡Arquero Jugador cumple un año!

Marcelo Luis Alvarez (Entrenador de arqueros del Club Sport Emelec)

Foto de Rodrigo Figueroa

Con el profundo placer que nos ocasiona poder aportar sobre algo que nos apasiona, llegamos al año de vida.

Institucionalizar un lugar donde compartir mis opiniones respecto a mi profesión se había convertido en una obsesión y un complemento necesario para enriquecer mi trabajo. Haber podido sostenerlo en el tiempo fue un desafío que cumplió con su propósito, ya que sacar conclusiones, poder intelectualizarlas y volcarlas en los diferentes artículos que se fueron sucediendo resultaron el complemento ideal para mi tarea de entrenador.

Hoy ya lo considero parte de mi trabajo, así que lamento decirles que hay arquerojugador para rato.

 Obviamente que los éxitos ayudan, haber logrado el ascenso con el Club Atlético Ituzaingo y la coronación en el torneo ecuatoriano con el Club Sport Emelec hicieron que las notas escritas y los videos editados se sucedieran con mayor facilidad, no obstante como dice Bielsa el éxito es un gran impostor y no debe desenfocarnos, sistematizar el trabajo y lograr el entusiasmo para realizarlo fue sin lugar a dudas lo mejor de este año.

Comienza el 2014 con nuevos grandes desafíos, participar en la Copa Libertadores con Emelec y en el medio seguir con mucho celo un nuevo Mundial con todo lo que ello implica.

Desde aquí muchas gracias y a meterle mano al nuevo año!

Marcelo Luis Álvarez

[email protected]

 

Presentación:

Destacado

El futbol en sus últimos años se ha caracterizado por una marcada evolución en los aspectos dinámicos del juego, la velocidad, la rotación y los cambios de sistema incluso dentro de un mismo encuentro son hoy moneda corriente. El arquero no es ajeno a esta tendencia.

Esta página es un grito desesperado, desesperación meditada y consciente, remedio extremo para recuperar la huella perdida de una tradición que tuvo su origen en las canchas argentinas.

El arco se defiende jugando, grita desde el hondo bajo fondo haciendo bocina con las manos enguantadas el jugador que se subleva.

Los que entendemos que nuestra función de arqueros comienza mucho antes que la pelota se encuentre en las inmediaciones de los palos, que nuestra contribución no es solamente defensiva, lejos de la opinión mayoritaria que nos aísla del juego transformándonos en salvadores circunstanciales debajo de un arco; tendremos aquí nuestro punto de partida.

Que el arquero pueda tomar la pelota con la mano en una determinada porción del terreno no transforma esa excepción en el único aporte posible en un juego de conjunto.

Particularmente creo que tomar el balón con las manos es el último recurso que un buen arquero debe utilizar, y generalmente para que esto llegue a concretarse hay que realizar muy bien otra gran cantidad de tareas.

Achicar ángulos, reconstruir trayectorias, medir velocidades, ubicar defensores, realizar coberturas, desmarques de apoyo, manejar tiempos, acelerar, temporizar; participar activamente de la acción de juego de manera creativa y responsable es parte del bagaje técnico, táctico, estratégico que un arquero moderno debe dominar.

Conseguir un seguimiento del juego más activo y una lectura del mismo más comprometida nos parecen tareas acordes para acompañar la evolución a la que hacemos referencia. Los éxitos del FC Barcelona, el juego de la Selección de Holanda confirman esta incipiente tendencia.

En ese sentido el arquero argentino tiene mucho que aportar, su historia es muy rica existen huellas claras fáciles de rastrear, que pueden servir de cimientos firmes para esta construcción.

 Arquero Jugador pretende ser un lugar para el intercambio de ideas, desde la afinidad o desde el disenso (estamos convencidos que la diversidad produce crecimiento), les damos la bienvenida a todos aquellos que deseen aportar y agradecerles por fomentar esta idea.

“Somos el momento y este es el lugar”, versaba el estribillo de un tema rockero de los ´80.

Comenzamos tarde, pero muy seguros que es desde aquí.

Marcelo Luis Álvarez.

30/12/2012