Buffon, la evolución.

buffon-1

 

Cuando comenzamos con ¨Arquero Jugador¨ estábamos convencidos que pasaría poco tiempo para que el arquero se incorporara al juego del equipo, tareas que le eran ajenas se incorporarían rápidamente a su repertorio, hoy transcurrido menos tiempo del esperado podemos afirmar que con ¨atajar¨ no alcanza.

La FIFA elabora un somero informe técnico-táctico de los mundiales es muy interesante comparar los párrafos correspondientes a Sudáfrica 2010 con los de Brasil 2014, transcribo lo esencial.

Sudáfrica 2010: “La actuación de los porteros en el torneo no fue muy constante. A actuaciones extraordinarias, seguían desempeños con errores incomprensibles. Se observaron dificultades en el dominio del área penal, en la comunicación con los compañeros, y en los remates de distancia, lo cual condujo a numerosos errores y a goles. Los motivos son múltiples seguramente la calidad de los rematadores, la ubicación del portero y posiblemente el balón, que solía cobrar una velocidad increíble. Este último punto fue varias veces confirmado por los guardametas; no obstante resulta incomprensible, ya que todos los equipos dispusieron de la posibilidad de practicar durante meses con el nuevo esférico. En numerosas ocasiones se constató que los porteros no colocaban correctamente su cuerpo detrás de la pelota, con lo cual corrían el riesgo de que el esférico se les escabullera a la meta debido a su velocidad en caso de un bloqueo mediocre. Por otra parte se observaron atajadas de gran calibre, prueba de un enorme progreso particularmente en los porteros africanos….”.

Brasil 2014: “Si bien Brasil 2014 se caracterizó por el gran promedio de goles anotados, la labor de los porteros fue extraordinaria. En la actualidad, existen nuevos patrones y tipologías de porteros resultado de una nueva forma de entrenamiento y desarrollo. No solo su actuación fue excelente al evitar oportunidades de gol, sino especialmente al contribuir en el armado de su escuadra, ya que ayudaron a sus defensores a crear líneas de pase cuando se hallaban bajo presión. El guardameta moderno actúa como un jugador de campo más y es el punto de partida de numerosas jugadas de ataque con precisos pases cortos y largos desde la defensa. Sabe interpretar el juego con claridad y está preparado para intervenir fuera del área con la finalidad de interceptar un ataque adversario…”.

Es muy clara diferencia de enfoques y donde se pone el énfasis entre un mundial y otro.

La vigencia de un extraordinario jugador como Gianluigi Buffon nos invita a realizar un ejercicio reflexivo sobre la evolución del juego en su conjunto y la del arquero en particular, en estos dos vídeos, Final de Alemania 2006, Italia vs Francia y Cuartos de final de la Eurocopa 2016, Alemania vs Italia, podemos analizar las acciones de un gran referente del puesto con diez años de diferencia, los contextos si bien no son idénticos se podrían establecer como similares, competencias internacionales de selecciones en primer nivel.

Observemos con atención:

Clicar aqui para ver el video

A simple vista la duración de los vídeos nos manifiesta una diferencia, en desarrollos de juego muy parecidos partido cerrado con pocas llegadas de mucha preponderancia táctica, uno (2016) dura tres minutos más que el otro (2006).

Si analizamos detalladamente las jugadas podemos establecer que el cambio sustancial en el juego de Buffon está íntimamente relacionado con lo comentado con anterioridad, en el vídeo de la final de Alemania 2006 hay seleccionadas 21 jugadas defensivas (la pelota es capturada de un envío rival) solamente una de diferencia con la semi de la Euro 2016, 20 jugadas defensivas, existen 15 reanudaciones de juego, entre saques de arco y cobro de faltas en 2006 y 12 en 2016, datos que pueden estar supeditados a algún error ya que en los vídeos comerciales de donde fueron obtenidas estas jugadas generalmente son aprovechadas para pasar repeticiones o enfocar público presente, pero que sin dudas no evidencian cambios sustanciales entre uno y otro; es en las jugadas ofensivas, cesión del balón por un compañero de equipo, donde reside la gran diferencia, 8 en 2006 contra 18 en 2016 es evidente que en el juego de Buffon se incorporó de manera eficiente la conservación del esférico como parte de su repertorio, los desmarques de apoyo, los cambios de orientación y saltos de línea así como la permanente ayuda para evitar la presión del rival son muy frecuentes en el juego del gran arquero italiano.

En el mundial 2006 Buffon fue galardonado con el premio Lev Yashin (hoy guante de oro) como mejor arquero de ese torneo, premio muy merecido ya que su tarea en la defensa del arco fue determinante para la obtención del campeonato por parte de la escuadra italiana, desde nuestra perspectiva el Buffon 2016″ es una versión mejorada muy cercana a la excelencia, demostrando una vez mas lo que muchos no pueden o no intentan, “cambiar no es fácil pero posible”.

Gigi Buffon como los buenos vinos supo ser ligero y agresivo al paladar en su juventud, añejo y bien conservado redondeó sus aristas, equilibrado y armonioso es hoy un placer que deleita.

Para observar y aprender.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>