Keylor no pudo lograrlo.

Keylor Navas llegaba a Rusia 2018 a jugar su segundo mundial consecutivo con la selección de Costa Rica.
El mundial de Brasil 2014 lo catapultó a las filas del Real Madrid para reemplazar nada menos que a un ídolo merengue como Iker Casillas, se podría afirmar que lo logró con creces. De características diferentes a las del español, aporto más solidez en los aspectos en los que el ex capitán del Real ofrecía alguna carencia, achique preciso, técnica con el pie, juego aéreo.
Con 11 títulos logrados en el Madrid, destacándose las tres Champions League, llegaba a este mundial como la mayor atracción de su selección.
A Costa Rica no le toco una zona fácil, Serbia, Suiza y Brasil pero sabía de hazañas había dejado fuera del último mundial en fase de grupos a Inglaterra e Italia, daría pelea.
Keylor no pudo lograrlo, en partidos muy cerrados Costa Rica obtuvo un solo punto empatando con Suiza, no obstante Navas fue figura descollante de su equipo.
El buen arquero costarricense fue exigido de muchas maneras pero quiero destacar un aspecto en el que se destaca sobremanera su capacidad para reducir espacios en velocidad es realmente admirable, sabe a la perfección cuando reducir, espera con frialdad hasta que el delantero le envié algún guiño para actuar si este viene con el balón dominado o aprovecha con muchísima efectividad los momentos propicios para ir sobre la pelota cuando se produce un control deficiente, rebote o pase filtrado.
Aquí en este vídeo se pueden ver estos conceptos bien incorporados, una lástima no poder seguir observando un referente de tamaña calidad.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *