Analizar para comprender

El ojo blindado que me has regalado, me mira mal…!

Franco Armani el buen arquero de River Plate esta generalmente relacionado a salvadas memorables de esas que son asociadas a lo sobrenatural, a tal punto que cuando le convierten algún gol enseguida lo tildan de ¨terrenal¨, a fuerza de grandes atajadas se ha ganado un lugar parecido al ¨Sargento
Cabral¨, salvando en muchas ocasiones a ¨Napoleón¨ Gallardo. En corto tiempo la consideración general lo ubico en el arco de la Selección Nacional.

Analizar un arquero de estas características es conveniente para debatir una cuestión que considero por demás importante.

Sus intervenciones son ponderadas por constar de una gran capacidad de reacción, eso es lo que generalmente se rescata de su juego, ¿eso es realmente así?

Es interesante analizar algunas acciones de su partido frente a Al Ain de Emiratos Arabes para intentar poner algo de luz a la cuestión a debatir.

Clicar aquí para ver el vídeo

Las dos primeras atajadas podrían ser catalogadas como reacciones espectaculares de una velocidad realmente impresionante, la primera de ellas, con mucha gente por delante estira su brazo derecho para desviar el balón con una coordinación oculo manual envidiable, en la segunda ante el desvío provocado por el recurso utilizado por el delantero adversario, nuevamente a muy corta distancia reacciona elevando ambos brazos y desviando el disparo casi de manera instintiva. Evidentemente sus condiciones en este tipo de jugadas son admirables.

La jugada siguiente es la del gol, y aquí me quiero detener un instante, si pensamos que la velocidad de reacción contiene realmente toda la eficacia que se le otorga esta jugada debería ser cuestionada, el disparo es de aproximadamente unos 10 metros con balón en movimiento y con un enganche previo para burlar la marca de Maidana, no realizaremos ningún cuestionamiento al aspecto táctico posicional porque no viene a la cuestión, desde lo postural Armani siempre es un arquero bien equilibrado y en esta ocasión también lo estaba, la pregunta entonces es la siguiente ¿por que se lanzó hacia su izquierda si el disparo fue para el otro lado, por que no esperó el golpeo para reaccionar tirandose hacia el lugar correcto?.

Desde aquí nuestra respuesta es muy simple, porque es imposible, el arquero no reacciona sino que decodifica un gesto-forma del delantero para reconstruir una posible trayectoria del balón una vez impactado, a favor de Armani tenemos que decir que la jugada ameritaba su decisión, el delantero venia apareado por un defensor que cubría ese sector del arco es ahí donde decide inclinar el peso corporal sobre su pie izquierdo, la mala fortuna le juega en contra, el disparo pasa por debajo del pie de Maidana y el ya no puede retrotraer su decisión, es por eso que siempre insistimos con lo perceptivo decisional por sobre la velocidad de reacción, si uno espera el estimulo para reaccionar los tiempos no dan, por eso es que hay que anticiparse.

Hoy están muy en boga entrenamientos cognitivos donde se reacciona y se relacionan diferentes estímulos visuales y auditivos a velocidades diferentes y con tecnología aplicada, ademas de los usuales entrenamientos donde los entrenadores realizan tareas con elementos que propician cambios de trayectoria y recorrido del balón intentando estimular la velocidad de reacción en el arquero. No digo que no haya que hacerlo pero todo con equilibrio y mesura.

A mi juicio nada reemplaza el disparo en movimiento en situación de juego real o simulada en espacios acordes y con el arco detrás, porque es allí donde fomentamos algo tan importante como la intuición.

En el juego espontaneo participa la intuición, pero la intuición no surge de la nada, no viene totalmente de afuera como un soplo de inspiración. La intuición es un termino que no designa ninguna operación mental, sino la manera en la que algo se da en la conciencia, sin reflexión y de manera inmediata. Sin embargo, este contenido ha sido elaborado en una experiencia de aprendizaje y automatizado por el habito.Lo espontaneo se alimenta de la intuición.

El diseño del ejercicio de entrenamiento debe tener muy en cuenta esta cuestión transitando la experiencia de la situación es donde nuestros arqueros harán diferencia.

Feliz 2019!

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

PD: El parrafo en cursiva pertenece al libro de Daniel Calmels, El juego corporal.

2 comentarios en “Analizar para comprender

  1. Muy didáctica su explicación y análisis del gol, siempre me intereso por éste tipo de notas porque es la forma de perfeccionar mis comentarios periodísticos. Mis mejores augurios para el 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *