PST pedagogía y sensibilidad táctica (fundamentos)

El proceso de enseñar, que implica el proceso de educar y viceversa, contiene la «pasión de conocer» que nos inserta en una búsqueda placentera aunque nada fácil. (Paulo Freire).

Hemos dado en llamar esta metodología PST (pedagogía y sensibilidad táctica), entendemos el entrenamiento como construcción de conocimiento y el rol del entrenador-profesor, es una actividad de guía sensible en la consumación de la pretendida cultura táctica a la que aspira la formación del jugador.

Es indispensable aclarar que esto funciona como una guía, no debe confundirse con un dogma inalterable, parafraseando a Víctor Frade es una metodología para no depender de un método.

Para organizar nuestro entrenamiento creo que es de ayuda comenzar por preguntarse para avanzar el las respuestas.

Cuestionario guía para la construcción del entrenamiento.

Que entrenar, seria establecer nuestro programa de entrenamiento, y en la nota titulada ¨¿Para que entrenamos?¨, dejamos claro que debemos comenzar por los fundamentos. Cuando definimos los mismos dijimos, que se ocupan de la solución motriz del problema y están relacionados con la técnica o la táctica individual del jugador. También afirmamos que nuestros criterios de observación tienen que ver con evitar atajar, y cuando debemos hacerlo buscar donde y como.

1- Dominio Periférico

Acostumbrar a nuestros arqueros a intervenir a espaldas de nuestros defensores me parece de suma importancia, inculcar que ese espacio es su responsabilidad es algo que debe abordarse desde edades tempranas, así se desarrollara su sentido de la orientación y su juego de pies, el seguimiento perfilado y la comunicación permanente con la linea defensiva.

2- Mano a mano (1 vs 1).

Si el espacio a espaldas de la defensa es responsabilidad del arquero, cuando no se puede resolver la jugada antes que se vuelva peligrosa, nuestros defensores deben provocar el 1 vs 1 con el arquero, esto quiere decir que la defensa debe estar entrenada para llevar a los delanteros a la zona mas adecuada (siempre los costados nunca sobre el centro), en el duelo el arquero tiene ventaja porque puede usar las manos dentro del área, y si domina el patrón motor adecuado puede abarcar mucho espacio, es importante dominar la progresión, perfilar para orientar, orientar para robar.

3- Desplazamientos laterales en semicírculo.

Los desplazamientos del arquero siempre deben ser tendientes a garantizar atajar en un arco no mayor a 5 m x 2 m, esto quiere decir que los disparos nunca deben encontrarnos parados sobre linea de meta, la mejor manera de hacerlo es siempre moverse en semicírculo con los hombros siempre de frente a la pelota, bien equilibrados y con el centro de gravedad en posición adecuada, no cruzar nunca las piernas, salvo que necesitemos un ajuste a mayor velocidad al que se pueda garantizar moviéndose lateralmente.

4- Respaldar los atrapes siempre con el cuerpo detrás.

Si garantizamos una buena ubicación en muchas ocasiones la pelota vendrá a nuestro encuentro, siempre es aconsejable respaldar el atrape con el cuerpo detrás, en este sentido los disparos al ras del piso, o por debajo de la linea de las rodillas, son los mas dificultosos debemos bajar una rodilla para evitar filtraciones, y las manos deben bajar siempre por dentro de la que queda rígida, en lo posible nunca corregir una posición sacando las manos por fuera de la rodilla, es ahí donde se producen la mayoría de los errores.

5- Desvíos al ras del piso.

En este tipo de desvíos es fundamental bajar el centro de gravedad, si nuestra ubicación es la correcta no vamos a depender del poderío del impulso previo, mas bien vamos a necesitar de un patrón motor adecuado, esto quiere decir que tipificar el movimiento es mas importante que generar el impulso. Los aspectos coordinativos suelen ser de mayor importancia que la velocidad y la potencia.

6- Para llegar mas alto.

Cuando estirarse es el ultimo recurso aquí también hay que optimizar, para llegar mas alto siempre es conveniente estirar la mano contraria al pie de impulso, así podremos ganar mayor longitud sin depender en demasía de la magnitud del despegue.

7- Para llegar mas lejos.

En los balones que se dirigen hacia nuestros costados la relación es distinta, es conveniente estirar la mano del lado del pie conque nos impulsamos, como siempre la ubicación y los movimientos previos son fundamentales en la eficacia de la estirada.

8 – Juego aéreo.

El juego aéreo es la asignatura pendiente de estos tiempos pocos arqueros salen con determinación y seguridad para atrapar el balón, la reconstrucción de trayectorias y la coordinación, desplazamiento, salto y atrape, deben ser fomentadas desde edades tempranas, sigo considerando que el esfuerzo para retener es el mismo que para rechazar, la decisión depende de la evaluación de la jugada, me pueden cargar, estoy en inferioridad, rechazo; estoy respaldado, con espacio para desplazarme, retengo.

9 – Juego aéreo rechazos.

Si decidimos rechazar, tenemos que tener en cuenta algunas cuestiones, el rechazo ideal es con la mano del lado de donde viene la pelota, aplicar un puñetazo con fuerza y precisión para que siga su curso, buscando elevación y distancia, esto permite que la defensa se acomode a la trayectoria esperada pero con mayor tiempo, de no ser posible buscar altura, al elevar la pelota tenemos mas tiempo para reubicarnos y la posibilidad de volver a utilizar las manos, nunca hacerlo hacia abajo es una lotería a quien puede caer y así favorecer a un contrario.

10- Juego con el pie.

Con atajar no alcanza, el dominio de la pelota con el pie es un requisito muy importante del arquero moderno, la orientación y el seguimiento del juego para intervenir a espaldas de nuestra defensa fuera del área, despejando el peligro o recuperando el balón, los desmarques de apoyo para quitarse la presión del rival, así como los cambios de orientación y los saltos de linea son hoy recursos que todo arquero debe manejar.

Hasta aquí los fundamentos que consideramos esenciales dominar para ejercer nuestra función, sobre algunos de ellos volveremos con mayor énfasis, vuelvo a reafirmar que esta observación de lo que hacen los mejores no es para reproducir con exactitud esos movimientos, si lo abordamos así vamos a fracasar, este no es un juego de tiempo y marca, sino de situación y contexto donde superar al rival para marcar goles depende de destrezas individuales y elaboraciones colectivas de gran variabilidad y coordinación, por eso la incorporación de estos fundamentos son un punto de partida para generar una reorganización progresiva de estructuras conceptuales y ver como se van adaptando al desarrollo del jugador.

En la próxima nos esperan los conceptos.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *