¿Atajar o jugar de arquero?

(La adaptación táctica al modelo de juego)

Cuando las puertas de la percepción se habrán todo se presentará tal cual es, infinito…
William Blake

El puesto de arquero es el más individual en un deporte de conjunto, no se si esta afirmación puede llegar a ser adecuada, pero sin lugar a dudas es el rol de mayor especificidad, esto generalmente origina interpretaciones erróneas una de ellas es suponer que la adaptación táctica al modelo de juego es sencilla, o incluso ni siquiera es digna de tener en cuenta, opino totalmente lo contrario es el puesto más difícil de adaptar, y en ocasiones es imposible que un mismo jugador pueda cumplir con tareas tan disimiles.

Zonas de intervención del arquero en situación estándar.

En situaciones estándar generalmente podemos determinar tres zonas de intervención del arquero en situación de juego, la zona 1 (azul) es la zona de custodia del arco, la zona 2 (roja) es la zona donde se dan a mayor cantidad de mano a mano con el delantero, zona de 1 vs 1 y la zona 3 (amarilla) es la zona de anticipación. El control de cada zona necesita de características particulares y lo ideal es que un buen arquero las domine todas.

Últimamente uno de los principios preponderantes del juego ha sido defender en bloque ser compacto para no dar posibilidades de progresión al rival es una cuestión que compromete a todo el equipo, para comprender con claridad esta cuestión escuchemos a Mourinho:

Interpretando lo expresado, podemos establecer que todos los equipos defienden en bloques compactos que nunca exceden los 40 metros de ancho (área grande) y los 30 metros de largo (poco mas de un cuarto de campo). La ubicación del bloque como bien lo expresa Mourinho es decisión del entrenador. A esto se refería seguramente don Osvaldo Zubeldia cuando decía, en este juego las líneas de atrás gobiernan a las de adelante.

Bloque defensivo bajo, cercano a la propia meta.
Bloque defensivo medio cercano al circulo central.
Bloque defensivo alto cercano a la mitad de campo.
La posición de bloque defensivo determina el espacio a cubrir por el arquero.

Como podemos observar en la figura anterior la posición del bloque defensivo determina el espacio a cubrir por el arquero, extendiendo fundamentalmente la zona de anticipación, cumplir con esta tarea no es sencillo, como bien afirma Van Gaal, el arquero debe tener sentido de la orientación y buen juego de pies, para poder extender su dominio periférico.

Para iluminar mejor la idea podemos observar imágenes de Lucas Cháves, arquero de Argentinos Juniors en dos etapas diferente de su carrera, bajo el mando de Ezequiel Carboni, donde su bloque defensivo era alto y debía cubrir mayor espacio, y en la actualidad con Diego Dabove donde su defensa juega mas cerca de su arco y sus funciones están mas supeditadas a la defensa del arco.

Como se puede advertir, la ductilidad del jugador garantizó una optima adaptación a los diferentes modelos de juego, en el caso de Cháves, que como le gusta afirmar a un colega amigo, es un jugador de campo que además ataja bien, no se manifestaron problemas , no siempre ocurre así.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *