Lo que dejó la fecha FIFA.

Esta es una típica jugada de ataque rápido, muy común en el futbol de hoy, presión sobre el balón en tres cuartos de cancha, pelota rápida hacia adelante, pase perfecto entre líneas y jugador en posición de gol. Aquí hay un doble merito el primero este buen arquero chileno Claudio Bravo, achica muy bien, ve que el delantero viene apareado con el defensor y el aguanta apenas afuera del área chica bien parado sin venderse nada, Farfán ve que tiene poco ángulo e intuye que Bravo se jugará sobre su primer palo por eso toca con el borde externo de su pie derecho hacia el segundo palo, al estar bien parado Bravo puede reaccionar y tapar el remate dando rebote, hasta aquí todo merito del arquero de Chile, el rebote es capturado nuevamente por el delantero peruano quien dando un rápido rodeo ahora define de zurda la pelota al gol, aquí está el merito de Farfán que no deja recuperar al arquero y define con la otra pierna. Quizás la segunda decisión de Bravo no haya sido la mejor en lugar de jugarse a tapar, ir con las dos manos y ambos brazos extendidos le hubiera dado mayor posibilidad de evitar el gol. Como siempre son decisiones a tomar en fracciones de segundos con toda la complejidad que ello implica.

 

Esta jugada viene muy bien analizarla en comparación con la anterior la concepción es bien distinta aunque hay aspectos a analizar que tienen su similitud. El delantero paraguayo recibe el balón en una posición similar a la jugada anterior quizás algo más hacia la izquierda y no tan agobiado por la marca, el arquero sale a tapar pero en lugar de esperar y tratar de llevarlo hacia el costado, a un ángulo menos conveniente para el delantero, sale con vehemencia y se tira con los pies hacia delante favoreciendo la definición de Benítez que lo agarra caminando. Ahora bien dijimos que la concepción era distinta y ahí quizás esté la diferencia en la decisión tomada, la pelota viene enviada desde el campo contrario alta y llovida quizás Muslera confió demasiado en que sería rechazada por sus defensores eso lo llevo a reaccionar tarde y a decidir casi instintivamente sin evaluar con mayor criterio sus posibilidades.

 

Me sorprende como el arquero se queda inmóvil durante un par de segundos en una posición no recomendable y fuera de la bisectriz. Vamos a analizar supuestos, la primera impresión que se me viene a la cabeza es pensar que perdió contacto visual con el balón, está muy tapado con muchos jugadores delante. Si esto fue lo que sucedió, quedarse quieto es fatal, lo primero que debemos tener en cuenta es que si no vemos la pelota el shoteador no nos ve a nosotros e intentará patear a la porción de arco que ve libre, aquí por intuición debemos ir sobre el lugar más despoblado y como siempre achicando hacia delante.

 

Cuando decimos que el arquero es parte de una unidad táctica, queremos afirmar que defender el arco no solamente es responsabilidad del arquero. Esta pelota está mal defendida por toda la defensa, dejando al arquero sin muchas posibilidades de actuar con efectividad. El centro es ejecutado desde el costado izquierdo por un zurdo como única opción, la lógica indica una pelota que se irá alejando del arquero. Sin embargo en lugar de defender en la línea de la barrera, antes de que el ejecutante tome contacto con la pelota hay seis jugadores dentro del área chica dejando al arquero con posibilidades casi nulas de intervenir.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *