En defensa de la palabra arquero

Va a comenzar el Mundial de Brasil 2014, el vigésimo desde Uruguay 1930, ante tanta chorrera informativa de diversa índole desde Arquero Jugador vamos a ocuparnos de una nimiedad.

La denominación del jugador que se viste distinto y tiene la ventaja de utilizar las manos en un determinado sector del campo de juego, varía según el uso y costumbre de cada país.

La FIFA reglamentariamente llama a este jugador guardameta, (según la RAE: portero, que defiende la  portería) los países de habla hispana, nueve en este mundial, usan diferentes denominaciones, portero (quizás la más usada), cancerbero, golero, etc., me animaría a decir que en el único país que se usa casi exclusivamente (ya me referiré al casi) la palabra arquero para estos fines es Argentina.

Analizando los distintos significados de estas palabras nos encontramos con la siguiente particularidad, veamos.

Portero: persona que tiene a su cuidado el guardar, cerrar y abrir las puertas, el aseo del portal o de otras habitaciones, etc.// Jugador que en algunos deportes defiende la portería de su bando. Es la más usada en España, en México y todos los países de Centroamérica.

Cancerbero: Perro mitológico de tres cabezas que  guardaba las puertas del infierno. Portero de un equipo de futbol. Una denominación muy usada en la península ibérica.

Golero: En muchos deportes de equipo, un guardameta (también llamado meta, portero, arquero, golero o cancerbero) es un jugador designado que se encarga directamente de evitar que el equipo rival marque un gol defendiendo la portería o arco. Termino muy usado en Uruguay y Paraguay, quizás debido a su frontera con Brasil donde el “goleiro ou guarda-redes” es la denominación exclusiva en portugués para esta función.

Arquero: Soldado armado con arco y flecha. Persona que practica tiro al arco. En algunos deportes, el que defiende la meta de su equipo. En Argentina es el término usado para definir esta función.

Como podemos ver la primera definición para casi todas estas palabras tiene una connotación exclusivamente defensiva, ligada directamente al cuidar o evitar, solamente la palabra arquero se refiere en primer lugar al soldado que usa arco y flecha. Aunque parezca rebuscado no me parece insignificante ya que los arqueros en la milicia romana eran auxiliares de la infantería liviana es decir  los primeros en atacar. De todas las acepciones es la única que refiere a una tarea ofensiva, tiene una connotación mas abarcativa de la función, y a nuestro juicio, más ligada al aporte de conjunto, en función de equipo.

Lamentablemente, aquí viene el casi al que me refería, algunos periodistas obnubilados por las supuestas bondades de la globalización comienzan a cambiar el uso de la palabra arquero por alguna de las anteriormente descriptas, ya lo hicieron con muchas, el “caño”, ahora es túnel, el “sombrero” o la “emboquillada” son vaselina (que feo) y la “gambeta”, dribbling o slalom (por favor), por suerte el arquero está ofreciendo mayor resistencia.

El deseo de Arquero jugador más allá de esta insignificancia es que el 2014 sea un mundial de arqueros, donde podamos ver jugadores que extiendan su dominio periférico y aporten al juego de conjunto, no solamente porteros que cuidan su portería. Que así sea!

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

1 comentario en “En defensa de la palabra arquero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *