¡Que sea Batman!

En esa particular y simplista interpretación que hacen los medios de la función del arquero, supeditando sus acciones a las salvadas circunstanciales generalmente cargadas de espectacularidad y con  la adosada carga de emotividad que genera la incertidumbre, si salva héroe si no salva villano; al que salva mucho, es muy común compararlo con un superhéroe. Así comienza la proliferación reduccionista de arqueros comparados con  Superman, Spiderman, Iron Man, Batman, etc., etc.,….

Por suerte la falta de imaginación reinante en la industria hollywoodense hizo que Marvel y DC Comics desempolvaran las viejas historietas de los años cincuenta y las transformaran en actuales entretenimientos, animados ahora en 3D con mas colores y trajes renovados, eso simplifica la tarea de citarlos sin tener que apelar a un recorrido extenso en la memoria.

Durante el Mundial y al término de este, notas como estas proliferaron en los medios escritos y audiovisuales (solo me llevó un minuto la búsqueda y solamente coloqué las tres primeras que encontré).

http://www.holaciudad.com/porteros-o-superheroes-las-mejores-atajadas-del-mundial-brasil-2014-n462010#fotogaleria-id-499663

http://www.infobae.com/2014/06/30/1577170-keylor-navas-superheroe-costa-rica-y-debilidad-europa

http://www.diariouno.com.ar/ovacion/Copa-del-mundo-2014-iran-nigeria-atajada-20140616-0111.html

Ahora bien si así están las cosas, yo también soy de los sesenta y crecí leyendo comics, algunos ya estaban en la TV, así que algo del asunto conozco, y además no voy a ocultar mi profunda admiración por Batman.

Batman es el único superhéroe sin superpoderes, no viene de otro planeta ni depende de la kriptonita, no lo pico una araña, no tiene incorporada a su cuerpo una placa pectoral magnética, Batman es la creación de Bruce Wayne, un huérfano millonario que al ver asesinados a sus padres decide prepararse para combatir el crimen y lo hace entrenando mucho, estudiando y fundamentalmente apoyándose en los avances científicos y en la tecnología. Batman era Bruce Wyne mucho antes de adoptar los objetivos y desarrollar el conocimiento, poder, habilidades y vestimenta de alta costura que creó su identidad alternativa como Batman.

Batman es un superhéroe de este mundo, pragmático, luchador feroz que no vacila en usar todos los medios disponibles, al tiempo que es un maestro de la tecnología y las ciencias aplicadas, además de ser un detective excelso, que exhibe una lógica insuperable en todo lo que hace.

De lo expresado podemos deducir que si Batman hubiera decidido ser arquero seguramente se habría preparado sin dejar nada al azar, medir velocidades, reconstruir trayectorias, achicar ángulos, buscar relaciones geométricas entre el arco, el área de meta, el área grande, el punto del penal, la medialuna del área, conceptos como la bisectriz y la hipotenusa serian de uso corriente y familiar.

Obviamente hasta su vestimenta estaría diseñada con un objetivo no olvidemos que su traje, fue concebido para inspirar miedo en el ánimo de los criminales, que, como el mismo héroe ha afirmado con frecuencia, son “una panda de supersticiosos y cobardes”. Se trataba de un elemento  teatral elegido con un propósito. Su vestimenta quería provocar un efecto en la mente y en las emociones de sus adversarios, algo que apoyaría su misión y le otorgaría, quizás, medio segundo de ventaja que bien podría valer la victoria en un combate contra un oponente bien preparado. La vestimenta, es un medio para un fin.

Batman tiene otra particularidad muy importante es uno de los pocos superhéroes que no actúa solo, Alfred, El comisionado Gordon, Robín, Batichica son compañeros en su lucha, es de esperar que rápidamente llegara a la conclusión que a pesar de tener la ventaja de  poder tomar el balón con la mano en una determinada porción del terreno, la defensa del arco no era una tarea de su exclusividad sino una actividad de conjunto, y que sus aportes no terminan en esa tarea, muy importante por cierto, sino que se extienden a otras funciones.

Imaginamos un Batman-Arquero comprometido con el juego, anticipándose a la jugada, achicando ferozmente los espacios de los delanteros rivales, manteniendo distancia constante con sus defensores, participando activamente tanto en defensa como en ataque, un arquero que juegue.

Definitivamente Batman es quien más se ajustaría a la idea de defender el arco que impulsamos desde Arquero Jugador, lejos de elegir al mas superpoderoso (Superman) elegimos el más terrenal. ¡Que sea Batman!

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

1 comentario en “¡Que sea Batman!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *