Futbol, impulso hostil y agresividad

o_1481497588

Marcelo Gallardo técnico de River Plate de Argentina tomo la decisión de confiarle el arco más grande del mundo (como le gusta llamarlo al gran Amadeo Carrizo), al joven Augusto Batalla, para reemplazar a Marcelo Barovero emigrado a tierras mexicanas.

El joven arquero lo hizo muy bien a lo largo del torneo pero en los últimos dos cotejos en los que le toco jugar, clásico contra Boca Juniors donde perdieron 4 a 2, y la final de la copa Argentina contra Rosario Central donde ganaron 4 a 3 logrando así la clasificación a la Copa Libertadores, fue señalado como responsable en dos jugadas que terminaron costándole sendos goles al conjunto millonario.

Estas jugadas que analizaremos a continuación me hicieron reflexionar sobre una cuestión del juego que intentaremos desarrollar.

Lo primero que hay que aclarar es que este articulo es una interpretación personal de lo que se ve en las imágenes, y actúa como un disparador para estas reflexiones, en ningún momento pretende ser un juicio de valor sobre lo acontecido.  Como siempre me gusta afirmar, hay que estar ahí, y ahí siempre es difícil.

Clicar aquí para ver el vídeo

En esta jugada gol de Carlos Tevez, que posibilita el empate de Boca Juniors, no hay objeción alguna a la decisión de intervenir lejos de su área, el arquero llega con buen timming a la pelota , denota concentración y buena lectura del juego.

Clicar aquí para ver el vídeo

En la segunda  gol de Damian Musto de Rosario Central, llega también con buen tiempo a la pelota y si bien interpreto que existe la falta que reclama el arquero, queda esa sensación que se pudo hacer algo mas, o que algo falta en la ejecución.

Las dos jugadas adolecen de algo en común, se percibe algo así como una falta de determinación, de firmeza en las intervenciones, que hizo que se resolvieran de manera desfavorable, a pesar de considerar correctas las decisiones.

El fútbol es un juego que se dirime en un encuentro donde la disputa por el balón es la esencia del juego, a eso debemos agregarle que el contacto físico reglamentado esta permitido en dicha disputa, todo esta dado para que se produzca fricción, esa fricción genera sentimientos sensaciones propias del juego que debemos tener muy en cuenta durante el transcurso de un partido.

Es algo normal que se genere un sentimiento hostil hacia el adversario, muchas veces esto se da con anterioridad al encuentro, ya sea por la historia previa de los equipos por tratarse de un partido definitorio, un clásico; de no ser así el juego mismo en su esencia se encarga de proporcionarlo, negarlo seria una ingenuidad. Obviamente no estamos hablando de engendrar odio ni deseos de lastimar al rival, sino de aprovechar esos estados de excitación que surgen y son propios del cotejo.

El arquero por su función especifica esta menos propenso a esa fricción, a ese roce, del que hablamos anteriormente, es por eso que esos impulsos no se generan por los contactos y las luchas sucesivas, es algo mas abstracto se produce por la observación del juego, al estar mas tiempo alejado de la pelota se da cuenta que jugador contrario va con mas vehemencia o agresividad a las disputas y así se prepara para la defensa de su zona en particular.

Por ejemplo, es habitual que en las etapas formativas al arquero le den el titulo de propiedad del área chica, ¨el área chica es tuya nene¨, se repite con frecuencia (afirmación que no comparto pero abordaremos en otro articulo), defender esa propiedad con agresividad sin llegar a la agresión es la tarea para la cual el arquero debe prepararse.

Para iluminar el concepto con mayor claridad esto dice el Lic. Daniel Calmels en su libro juegos de crianza.

¨El fútbol quizá más que otros deportes, permite que el jugador ponga en juego su agresividad al mismo tiempo que despotencia su agresión, entendiendo esta última como una acción violenta sin mediaciones, con la intención de destruir y dañar. Este pasaje de la agresión a la agresividad señala una condición imprescindible para que la acción desplegada sea considerada juego. En palabras de Graciela Scheines “lo que se juega se conjura, se domestica, se incorpora con naturalidad a la vida” (Scheines, 1998); y, por otra parte, dice Winnicott “La agresividad madura no es algo que deba curarse, sino algo que debe observarse y permitirse” (Winnicott, 1965). Debemos también diferenciar lo que es jugar con la pelota de la práctica de un deporte. En algún momento del desarrollo el niño deja de jugar con la pelota para pasar a jugar al fútbol, al básquet,etc.¨

Ese plus de agresividad es generalmente el que nos hace quedarnos con una pelota dividida, que consideramos perdida con pocas posibilidades de ganar, y forma parte fundamental de la manera de jugar y entender el juego.

Cultivar estas herramientas es tarea del entrenador y la manera de proporcionarlas también entra dentro del arte de nuestro trabajo, subestimarlas seria cometer un grave error, en muchas ocasiones los partidos se definen por una predisposición positiva del animo que afirma la confianza, mas que por un gesto técnico depurado, o una lectura adecuada, la firmeza en la decisión generalmente arrastra consigo a las demás y ayuda al riesgo meditado condición casi indispensable para las resoluciones exitosas en los momentos cruciales.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Bibliografia consultada

Daniel Calmels, El juego Corporal:El cuerpo en los juegos de crianza.

Karl von Clusewicz, De la guerra.

Futbol y Big Data

¨Ojo puesto en todo ya ni sabe lo que ve¨

goleslo

 

La irrupción de la tecnología en el futbol se viene desarrollando con gran despliegue mediático, la proliferación de programas televisivos y revistas deportivas que analizan datos y porcentajes abunda en demasía. Todos los clubes tienen su departamento de análisis técnico-táctico donde se procesa la información con los recursos de preferencia ya que la oferta es innumerable, quizás el convenio entre Real Madrid y Microsoft sea la muestra más cabal de lo que se está gestando.

Cuando la oferta es simultanea e ilimitada siempre recomiendo lo mismo: ¨Desensillar hasta que aclare¨ como afirma el tango hay que saber esperar.

La película Moneyball interpretada por Brad Pitt es el ejemplo más utilizado para promocionar las bondades de los datos estadísticos y su influencia en el juego de los deportes de equipo.

He visto esa película decena de veces y me parece que quedarse con el rol que desempeñan los datos es una visión univoca y reduccionista, los datos en realidad son lo menos relevante, las conclusiones que se pueden sacar a partir de la lectura de los mismos es lo que importa, es fundamental dejar muy en claro esto; el problema no es la información, sino la clave  interpretativa,  ahí es donde se disparan una enormidad de posibilidades, porque es la interpretación que hacemos de ellos lo que nos va a ayudar a comprender cada vez mejor el juego. Que datos mirar y con qué ojos mirarlos es lo que debemos sobresaltar.

Además sin tener en cuenta esto corremos el riesgo que ocurra algo más complicado aún, que suceda lo contrario que los datos malinterpretados compliquen la comprensión del juego, como afirma Valdano en su último libro, ¨sin un criterio que los dirija, los números no llevan a ninguna parte. Sirven para contentar a aquellos que buscan entender lo sucedido sin el arduo esfuerzo de la reflexión. O sea, para que puedan analizar quienes no saben analizar¨. Y es ahí donde corremos un gran peligro, que se instauren ¨las palabras¨ como nos alertaba Peucelle, ¨Hay palabras que se pegan en la gente y no solamente hacen hablar mal, sino que hacen pensar peor¨.

Una vez establecido nuestro paradigma de observación nos vamos a dar cuenta que la cantidad de datos cada vez es más irrelevante, la calidad de los mismos es la que proporciona eficacia a nuestro trabajo, quien mide mucho pierde mas información de la que obtiene.

Aclarado esto volvamos a Moneyball esa película tiene una escena que me hizo reflexionar sobre una cuestión que considero muy interesante, en uno de los primeros diálogos entre el gerente (Brad Pitt) y su analista Peter Brand (interpretado por Jonah Hill) donde se encuentran analizando datos y observando videos este le dice: ¨Este jugador es Chad Bradford, un lanzador suplente, uno de los jugadores más subestimados del béisbol, su defecto es que lanza raro, no le importa a nadie en las ligas mayores porque se ve extraño, no solamente puede ser un gran lanzador de primera línea sino que es el lanzador suplente mas efectivo¨.

En muchas ocasiones nos obsesionamos con la ejecución de un gesto técnico corrigiéndolo  hasta el hartazgo sin tener en cuenta la eficacia de lo que intentamos corregir, lo que consideramos un recurso poco ortodoxo quizás encierra una eficacia mayor o presenta muchas posibilidades de hacerlo.

En ese sentido no debemos olvidar la afirmación del reconocido psicomotricista  Daniel Calmels “El estilo, tanto sea en el juego o en otros procesos creativos como es el arte, no está dado tanto por una característica de valor convencional o por alguna condición excepcional de la persona, sino que está marcado por la dificultad, por los obstáculos que frecuente e insistentemente dejan su marca”.

En muchas oportunidades la dificultad ocasionada por una carencia es la que inaugura un nuevo estilo de juego es interesante recordar cómo se defendía  Errea de sus detractores en la década del 60 ¨Dicen que no vuelo porque no tengo fuerza en las piernas, no importa yo intuyo la jugada, me anticipo no lo necesito¨.

Esta manera de entender el juego le posibilitó ser un precursor en la defensa del arco siendo uno de los primeros en abandonar el área para colaborar con sus compañeros, instaurando conceptos innovadores para la época que hoy son utilizados por muchos arqueros en cualquier estadio de fútbol.

Si la lectura de los datos nos ayudan en este sentido bienvenidos sean, es ahí reflexionando sobre su interpretación donde enriqueceremos las conclusiones y ampliaremos nuestra capacidad de respuesta.

Los mismos datos examinados con otro marco interpretativo nos pueden llevar a establecer determinaciones  diferentes, siempre conviene estar atentos teniendo en cuenta la afirmación de Angelo Dundee el mítico entrenador de Muhammad Ali, ¨este chico Cassius Clay hace todo mal pero le sale bien¨.

Por ahora la abundancia prima por sobre el debate interpretativo y, ojo puesto en todo ya ni sabe lo que ve.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Bibliografia

Fútbol: El juego infinito. Jorge Valdano.

Fútbol todotiempo e historia de la maquina. Carlos Peucelle.

Complejidad y deporte. Natalia Balague Serre y Carlota Torrents Martin.

Ejercicios para la mejora del juego con los pies.

SONY DSC

Ejercicio Nº 1

Dimensiones: 30 x 15 metros.

Material : Cuatro picas, balones.

Tiempo: 10 minutos cambiando las consignas  (adaptable a la cantidad de arqueros que trabajen)

Dificultad: Baja

Objetivo: Mejora del pase de borde interno, orientación y perfil.

 Desarrollo: El arquero vestido de rojo comenzará con pase raso de borde interno hacia el jugador amarillo quien tocará de primera hacia el jugador celeste, el tiempo que dure dicho pase lo aprovechara el arquero rojo para posicionarse entre las picas laterales estando orientado de frente al arquero celeste para recibir su pase que devolverá al mismo de borde interno comenzando una seguidilla de pases cambiando permanentemente la posición en ambos sentidos, tratando de utilizar pie izquierdo y derecho alternativamente para ejecutar el pase.
ej-3

Ejercicio Nº 2

 Dimensiones: Espacio de 25 x 15 metros.

Material : Picas, conos o cintas, balones.

Tiempo: 20 minutos cambiando las consignas cada 10 (adaptable a la cantidad de arqueros que trabajen)

Dificultad: Media.

Objetivo: Mejora del pase de borde interno, el control orientado y el cambio de dirección.

Desarrollo: El jugador situado en la pica amarilla enviará un pase raso hacia el espacio delimitado por los conos donde se encuentra el arquero, quien intentara controlar el balón con borde interno sin que este rebase dicho espacio, siempre intentando que la recepción la realice con el pie mas alejado  con respecto al lugar de donde viene el esférico, posibilitando de esta manera que todo el campo le quede de frente, este realizará un pase raso hacia el jugador situado en la pica roja que controlará con pie izquierdo intentando que el balón pase por detrás de la pica y devolviéndolo con pie derecho hacia el mismo espacio de donde vino, por ultimo el arquero recepcionará y enviará otro pase raso hacia la pica azul. El circuito comenzara de manera idéntica desde el otro lado.ej-2

Ejercicio Nº 3

 Dimensiones: Espacio de 18 x 20 metros.

Material : Dos porterías medianas, balones, conos.

Tiempo: 30 minutos cambiando las consignas cada 10 (adaptable a la cantidad de arqueros que trabajen)

Dificultad: Media-Alta

Objetivo: Mejora del pase de borde interno, el control orientado y despeje direccionado.

Desarrollo: El arquero vestido de rojo comenzará con pase raso de borde interno hacia el arco donde se encuentra el portero azul quien devolverá de primera con borde interno preferentemente con pie izquierdo hacia la derecha donde se encuentra el arquero amarillo, este ejecutará un pase al arquero celeste quien enviara el esférico sin pararlo al arquero rojo que previo control del balón disparará al arco contrario intentando convertir el gol.

ej-1

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Bravo – Neuer, defender jugando!

redgol-assets.s3.amazonaws

 

Hace muy poco que terminaron de jugarse las dos competencias de selecciones más importantes después del Mundial de Fútbol, la Copa América Centenario y la Eurocopa 2016.

La actuación de los arqueros fue muy buena en general con actuaciones destacadas en las competencias de ambos continentes.

En esta nota hemos elegido destacar un aspecto del juego tomando un arquero de cada competición para analizar una tendencia que nos interesa resaltar específicamente.

Que el juego de los arqueros ha evolucionado incorporando nuevos fundamentos técnico-tácticos es algo que venimos observando desde hace ya bastante tiempo en Arquero Jugador. Los éxitos obtenidos por equipos que hacen de la defensa presionante, la posesión del balón y el ataque posicional sus principios preferidos, han requerido del arquero una pronta adaptación, teniendo que incorporar rápidamente nuevos conceptos y fundamentos, ya que estos sistemas requieren mayor dominio periférico del espacio, intervenciones propias de un jugador de campo, decisiones tácticas  antes exclusivas de un defensor. Desmarques de apoyo, coberturas, basculaciones, cambios de orientación del juego, por enumerar algunas, son tareas que los arqueros de estos equipos realizan como parte de su habitual repertorio. Lo que hace poco tiempo era exclusividad del Barcelona de Guardiola, encaramado en la figura de Víctor Valdes (ver en esta misma pagina “Barcelona 5 Real Madrid 0, Barcelona comienza a jugar desde el fondo“), es hoy moneda corriente en varios conjuntos.

En este vídeo vamos observar las jugadas ofensivas (balones recibidos de sus propios compañeros de equipo) de Claudio Bravo, arquero de Chile, en la final de la ultima Copa América, y las de Manuel Neuer, arquero de Alemania, en los cuartos de final contra Italia en la Eurocopa 2016.

Clicar aquí para ver el vídeo

Se puede apreciar con facilidad que las jugadas exceden en demasía lo que estamos habituados a considerar parte de las acciones habituales de un arquero, en este partido Claudio Bravo realizó 57 “cincuenta y siete” pases, mas que sus compañeros de campo Alexis Sanchez y Eduardo Vargas por ejemplo (vale considerar que ambos fueron reemplazados pero en promedio Bravo los hubiese superado de jugar ambos todo el partido). Manuel Neuer lo hizo en 47 “cuarenta y siete” oportunidades las mismas que Thomas Müller y mas que Mario Gomez (en promedio ya que fue reemplazado). Estos conjuntos utilizan a sus arqueros como un jugador mas, toman decisiones con respecto al juego del equipo, cuando jugar corto cuando saltar lineas, asisten con criterio a sus delanteros y se ofrecen siempre para burlar la presión del equipo rival, sus defensores están tan habituados a contar con ellos que a la menor complejidad de la jugada giran y tocan hacia atrás, esto hace que muchas veces estos arqueros reciban muy pocos disparos al arco, y en ocasiones como ya ha sucedido, terminen encuentros completos sin tener que atajar ninguna pelota.

Habrá que ver como evoluciona esta manera de jugar, lo visto hasta ahora nos permite afirmar que el énfasis de la tarea esta puesto en la incorporación al juego como la mejor defensa del arco, como entrenadores es nuestra responsabilidad atender esta demanda en caso que el sistema de nuestro equipo así lo requiera.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Buffon, la evolución.

buffon-1

 

Cuando comenzamos con ¨Arquero Jugador¨ estábamos convencidos que pasaría poco tiempo para que el arquero se incorporara al juego del equipo, tareas que le eran ajenas se incorporarían rápidamente a su repertorio, hoy transcurrido menos tiempo del esperado podemos afirmar que con ¨atajar¨ no alcanza.

La FIFA elabora un somero informe técnico-táctico de los mundiales es muy interesante comparar los párrafos correspondientes a Sudáfrica 2010 con los de Brasil 2014, transcribo lo esencial.

Sudáfrica 2010: “La actuación de los porteros en el torneo no fue muy constante. A actuaciones extraordinarias, seguían desempeños con errores incomprensibles. Se observaron dificultades en el dominio del área penal, en la comunicación con los compañeros, y en los remates de distancia, lo cual condujo a numerosos errores y a goles. Los motivos son múltiples seguramente la calidad de los rematadores, la ubicación del portero y posiblemente el balón, que solía cobrar una velocidad increíble. Este último punto fue varias veces confirmado por los guardametas; no obstante resulta incomprensible, ya que todos los equipos dispusieron de la posibilidad de practicar durante meses con el nuevo esférico. En numerosas ocasiones se constató que los porteros no colocaban correctamente su cuerpo detrás de la pelota, con lo cual corrían el riesgo de que el esférico se les escabullera a la meta debido a su velocidad en caso de un bloqueo mediocre. Por otra parte se observaron atajadas de gran calibre, prueba de un enorme progreso particularmente en los porteros africanos….”.

Brasil 2014: “Si bien Brasil 2014 se caracterizó por el gran promedio de goles anotados, la labor de los porteros fue extraordinaria. En la actualidad, existen nuevos patrones y tipologías de porteros resultado de una nueva forma de entrenamiento y desarrollo. No solo su actuación fue excelente al evitar oportunidades de gol, sino especialmente al contribuir en el armado de su escuadra, ya que ayudaron a sus defensores a crear líneas de pase cuando se hallaban bajo presión. El guardameta moderno actúa como un jugador de campo más y es el punto de partida de numerosas jugadas de ataque con precisos pases cortos y largos desde la defensa. Sabe interpretar el juego con claridad y está preparado para intervenir fuera del área con la finalidad de interceptar un ataque adversario…”.

Es muy clara diferencia de enfoques y donde se pone el énfasis entre un mundial y otro.

La vigencia de un extraordinario jugador como Gianluigi Buffon nos invita a realizar un ejercicio reflexivo sobre la evolución del juego en su conjunto y la del arquero en particular, en estos dos vídeos, Final de Alemania 2006, Italia vs Francia y Cuartos de final de la Eurocopa 2016, Alemania vs Italia, podemos analizar las acciones de un gran referente del puesto con diez años de diferencia, los contextos si bien no son idénticos se podrían establecer como similares, competencias internacionales de selecciones en primer nivel.

Observemos con atención:

Clicar aqui para ver el video

A simple vista la duración de los vídeos nos manifiesta una diferencia, en desarrollos de juego muy parecidos partido cerrado con pocas llegadas de mucha preponderancia táctica, uno (2016) dura tres minutos más que el otro (2006).

Si analizamos detalladamente las jugadas podemos establecer que el cambio sustancial en el juego de Buffon está íntimamente relacionado con lo comentado con anterioridad, en el vídeo de la final de Alemania 2006 hay seleccionadas 21 jugadas defensivas (la pelota es capturada de un envío rival) solamente una de diferencia con la semi de la Euro 2016, 20 jugadas defensivas, existen 15 reanudaciones de juego, entre saques de arco y cobro de faltas en 2006 y 12 en 2016, datos que pueden estar supeditados a algún error ya que en los vídeos comerciales de donde fueron obtenidas estas jugadas generalmente son aprovechadas para pasar repeticiones o enfocar público presente, pero que sin dudas no evidencian cambios sustanciales entre uno y otro; es en las jugadas ofensivas, cesión del balón por un compañero de equipo, donde reside la gran diferencia, 8 en 2006 contra 18 en 2016 es evidente que en el juego de Buffon se incorporó de manera eficiente la conservación del esférico como parte de su repertorio, los desmarques de apoyo, los cambios de orientación y saltos de línea así como la permanente ayuda para evitar la presión del rival son muy frecuentes en el juego del gran arquero italiano.

En el mundial 2006 Buffon fue galardonado con el premio Lev Yashin (hoy guante de oro) como mejor arquero de ese torneo, premio muy merecido ya que su tarea en la defensa del arco fue determinante para la obtención del campeonato por parte de la escuadra italiana, desde nuestra perspectiva el Buffon 2016″ es una versión mejorada muy cercana a la excelencia, demostrando una vez mas lo que muchos no pueden o no intentan, “cambiar no es fácil pero posible”.

Gigi Buffon como los buenos vinos supo ser ligero y agresivo al paladar en su juventud, añejo y bien conservado redondeó sus aristas, equilibrado y armonioso es hoy un placer que deleita.

Para observar y aprender.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Eurelho Gomes

150711-gomes-afc-wimbledon-4x3286-2543738_478x359

Siempre que hablo de fútbol, hablo de conceptos, como queremos jugar,a que queremos jugar, como vamos a defender, como vamos a atacar, refiere siempre a un marco conceptual.

El entrenamiento es el lugar donde el jugador debe incorporar los conceptos de manera consciente, para luego realizarlos inconscientemente durante el partido, y así transformar esa acción inconsciente en una conducta deseada para una determinada situación, permitiéndonos anticiparnos y obtener mayores posibilidades de resolver una jugada en nuestro favor.

Los conceptos para poder explicarlos hay que entenderlos, no se puede comunicar lo que no se comprende, la comprensión implica la posibilidad de la transmisión.

Esa comprensión se sitúa en el marco de lo teórico, la transmisión en el marco de lo práctico, por eso es una posibilidad, porque en la relación entre lo teórico y lo practico está la esencia de la formación, ahora concretar esa relación entre lo teórico y lo practico no siempre es fácil muchas veces ese canal de lo didáctico se encuentra obturado, en la búsqueda no siempre se obtienen resultados positivos, a tal punto que en ocasiones la seguridad teórica pierde firmeza si no se encuentra el camino. La propuesta de resolución no puede ser concretada , demostrar que lo sugerido es lo correcto se hace dificultoso y muchas veces provoca desaliento.

Es algo desconsolador tener claridad conceptual y no encontrar la forma adecuada de poder transmitirlo, eso nos obliga a revisar permanentemente de manera crítica y reflexiva la práctica, es en el ejercicio de esa práctica donde se va construyendo la experiencia.

No obstante a veces no alcanza y en una época de “homo videns” poder mostrar imágenes de jugadores que realizan bien los conceptos que pretendemos incorporar es de gran ayuda, observar lo que está bien hecho y tratar de imitarlo, lo hemos manifestado anteriormente, es la mejor manera de reproducir un comportamiento deseado.

Eurelho Gomes fue un hallazgo de gran importancia para manifestar una serie de cualidades difíciles de encontrar, poniendo en evidencia la vigencia de conceptos poco trabajados en la actualidad.

Muchas veces hemos expresado que el arco cuando la pelota viene por bajo, se achica hacia delante y transitando la bisectriz, que debemos intentar achicar todo lo que la pelota permita, acompañando a los defensores, intentando que no nos agarren caminando al momento del disparo, todo esto es más sencillo si lo podemos observar.

En la nota “Equilibrio y ubicación” hicimos referencia a la permanente corrección de la ubicación del arquero con respecto a la posición del balón  ante la posibilidad de un disparo, es muy común ver que generalmente se corrige la posición con desplazamientos laterales, muy pocas veces se corrige hacia delante posibilitando el achique del ángulo de disparo.

En este sentido es que decimos que Eurelho Gomes es un hallazgo en el vídeo que presentamos a continuación se puede ver como Gomes   de manera natural y sencilla acompañando la pelota dando dos pasitos adelante realiza la corrección a la que hacemos referencia, se nota que hay conceptos bien incorporados experiencia bien acumulada la simpleza con que se mueve siempre bien equilibrado sin perder contacto visual con la pelota habla claramente de la seguridad y convicción que aplica en sus movimientos logrando casi siempre óptimos resultados.

Clicar aquí para ver el video

Gomes tiene 35 años, le queda mucho por delante, observarlo es un placer, ademas como casi siempre lo efectivo es bello de apreciar.

¡Gracias Eurelho!

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Equilibrio y ubicación

SONY DSC

“Los porteros de fútbol, ¿Se comportan como sistemas complejos?”, así se titula la tesis doctoral presentada en la Universitat de Barcelona por Alberto Gil Galve, un trabajo de más de trecientas paginas muy cautivador y sugestivo, que recomiendo leer a toda persona interesada  en el conocimiento de la tarea de defender un arco en este hermoso deporte.

Muchas veces los grandes trabajos entre otras tareas tienen una muy simple pero no por eso carente de importancia. Es más afirmaría que una condición de un gran trabajo es “desentrañar obviedades”, la obra del autor es excelente y dispara ideas y líneas de trabajo e investigación inagotables, pero a mi particularmente me hizo reflexionar sobre una cuestión que considero una obviedad, no obstante desde hace ya bastante tiempo he aprendido a considerar que: “no siempre lo obvio es tan obvio como uno piensa que es”.

La relación que se establece entre ubicación, equilibrio y eficacia, no es novedosa es sencilla y se encuentra muy bien documentada.

La cuestión del equilibrio es algo que se da por sobreentendido, y generalmente se subestima su importancia, para colocarnos en tema utilizaré un vídeo con dos escenas de películas que han sido vistas por lo menos por cuatro generaciones.

Que un arquero bien ubicado transitando la bisectriz del ángulo de disparo del atacante y bien equilibrado en relación a la distancia de ejecución del disparo, cuestión que desarrollaremos más adelante, tiene mayor posibilidades de éxito, es decir de evitar el gol es algo que se puede establecer con claridad sin ninguna dificultad. No obstante es algo que muchas veces se da de bruces cuando se ponderan las aptitudes de muchos arqueros en la actualidad, potencia, reacción, velocidad…, muy pocas veces equilibrio y ubicación.

Para hablar de equilibrio deberíamos comenzar por identificar lo que consideramos “posición básica”, mas allá de los estilos particulares debería tener las siguientes características: base de sustentación con las piernas abiertas no más del ancho de hombros, pies apoyados sobre la parte delantera, piernas semiflexionadas, brazos separados del tronco, palmas hacia abajo, tronco ligeramente inclinado hacia delante, plena concentración en el seguimiento del juego. Esta es la posición adoptada para la defensa del arco ante la inminencia de un disparo, posición que será permanentemente corregida en relación a la ubicación del balón y las diferentes interacciones del contexto del juego. De acuerdo con esto no es descabellado pensar que la mayor cantidad del tiempo empleada por el arquero en la defensa del arco será, desplazamiento-posición básica, desplazamiento-posición básica; cuando realizar correcciones laterales y cuando hacia delante será particularidad de cada arquero y su propia lectura del juego, abordaremos nuestra postura en notas posteriores.

Es importante dictaminar una cuestión técnica de importancia, la ubicación del centro de gravedad de acuerdo a la distancia del ejecutante en la posición básica; adoptada generalmente ante la posibilidad de disparo directo de media distancia, el centro de gravedad debe estar ubicado en el medio permitiéndonos reaccionar a lugares más alejados, a medida que nos vamos acercando a la pelota el centro de gravedad debe bajar, así nos permitirá llegar a los ángulos más bajos aprovechando toda nuestra envergadura, aclarar esto no es un dato menor, generalmente se suele confundir bajar el centro de gravedad, “bajar la cola flexionando las piernas”, con inclinar el tronco hacia delante algo muy frecuente en los arqueros europeos, por eso es tan común verlos tirarse con los pies hacia delante recortando su figura sin aprovechar las bondades de su contextura.

Diseñar ejercicios para alterar el equilibrio dinámico y recuperar la posición básica con velocidad apelando a los aspectos coordinativos siempre es conveniente para trabajar estas cuestiones ahí van algunos de ejemplo.

 

Los conceptos están desde hace tiempo como incorporarlos es la tarea que nos compete como entrenadores, esto contestaba Nestor Martin Errea en 1960.

-¿Consideras imprescindible la agilidad?

– No y si. Depende. Para quienes actúan entre los palos es muy necesaria por los enormes claros que ofrecen, especialmente los ángulos altos. En cambio para quienes salen colaborando con los defensores, moviéndose en el área, no, pues cierran notablemente las dimensiones del arco, achicándolo. Ahí la agilidad se tipifica al recurso del movimiento de manos o piernas.

Equilibrio y ubicación.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Modificación de conductas y toma de decisiones

IMG_9747

Cuando escribimos el artículo “¿qué hacer con los errores?” Evitamos referirnos a uno de los factores más importantes, como proceder cuando estamos convencidos que hay que modificar una conducta, obviamente porque considero que merece que lo abordemos con una aplicación más intensa de nuestra atención.

El autoritarismo científico imperante nos puso en sintonía neurociencias y es abundante el material que se puede encontrar sobre la modificación de conductas y la toma de decisiones desde esa perspectiva cientificista. Los libros que indican como aprovechar mejor tu cerebro se venden en los quioscos, y con esta dinámica de mercado, es probable que en breve nos encontremos hablando de diseño de conductas deportivas al estilo “Jason Bourne” pastilla azul para la velocidad, pastilla roja para el “slalon” pastilla verde para el remate, etc,etc,etc.

Esto recién comienza y hay que esperar un poco para que la novedad de paso a la mesura y el equilibrio, mientras tanto conviene estar alerta con las ofertas novedosas teniendo en cuenta la afirmación de Nir Baram:

              “Dígame que necesidades tiene usted y cuál es su propósito y le proporcionaré una teoría científica a su medida”.

Hasta donde yo interpreto la formación es tarea de los formadores, los educadores y estos para desarrollar su trabajo se nutren de la pedagogía, hacia allí es donde decidí orientar mis inquietudes para incorporar conceptos que pudiera utilizar en esta tarea.

Considero que la relación educador – educando, es adecuada y totalmente válida para tomarla como referencia en la actividad deportiva desarrollada por el entrenador; de hecho es lo más común denominar “Profesor” a quien cumple esa función.

En este sentido no me cansaré de repetir que en la tarea de entrenar me ha ayudado mucho más Paulo Freire que todo el abundante material bibliográfico específico que existe sobre futbol.

Cuando detectamos un error sistemático es de esperar que se relacione con un concepto no trabajado o mal incorporado, lo más importante como ya lo hemos desarrollado en artículos anteriores es no obsesionarse con el asunto, “el error debe considerarse como un paso previo, un momento en la búsqueda del acierto. Siempre debemos recordar que es el hecho de equivocarse el que permite avanzar en el conocimiento”.

Lo que voy a desarrollar está lejos de ser interpretado como una receta y siempre estará supeditado a la relación entrenador-jugador, así como condicionado a los contextos en los que se actúa.

Lo primero que hay que intentar es que la conciencia del cambio parta del propio jugador, es muy importante que él manifieste que en determinadas ocasiones podría proceder de manera diferente, que la propuesta de modificar algo no quede como un capricho del entrenador sino como la respuesta a una inquietud del jugador, si la pregunta no aparece, es tarea del entrenador inducirla, por eso es de mucha utilidad acostumbrar a nuestros arqueros a tener una actitud crítica sobre sus actuaciones, la posibilidad que otorga la tecnología de analizar las acciones a través de videos apoyados en datos estadísticos es de mucha utilidad y sumamente aconsejable, sirve para reafirmar lo que está bien hecho y poder cuestionarse sobre lo que se tiene alguna duda, es reflexionando sobre la decisión tomada como se logra una respuesta más eficaz.

Esto obliga al entrenador a un proceso de capacitación permanente porque se requieren altos niveles de conocimiento del juego, así como a desarrollar habilidades de escucha a las que muchas veces los entrenadores somos ajenos.

La propuesta de un cambio debe ser muy meditada por el entrenador, ese es el verdadero arte de entrenar, uno debe ser consciente que las condiciones del jugador están dadas para aceptar la propuesta, si se percibe que no hay convencimiento es preferible no cambiar, un buen entrenador debe percibir si las dudas son más fuertes que las habilidades, y si es así es preferible no cambiar, es mejor aplicar un mal plan convencido que es el correcto, a uno del que no estamos convencidos plenamente. Además siempre debemos tener en cuenta que quien toma las decisiones es un sujeto atravesado emocionalmente y condicionado por un contexto, determinar los grados de confianza, autoestima y entusiasmo que manifiesta el jugador es de vital importancia.

Algunas veces las dudas tienen que ver con el temor al cambio, esto tampoco debe amedrentarnos, siempre existe una relación entre el miedo y la dificultad, entre el miedo y lo difícil, y cambiar es posible, pero no es fácil.

Para poder detectar todas estas cuestiones el entrenador debe entender que existe un saber relacional que se construye con el otro, un saber dialógico, “desde que somos un dialogo y escuchamos unos de otros” decía Friedrich Hölderlin, esto parte de la necesidad de sentirse incompleto, de respetar la posibilidad de estar predispuesto a completarse con el conocimiento que se construye en esa relación. A eso se refiere Freire cuando habla de la “seguridad insegura”, seguridad que parte del deber ético de prepararse bien para desarrollar la tarea y la inseguridad de no saber cómo se desarrollara la relación entre la práctica y la teoría.

Estas cuestiones que me parecen de mucha importancia es lo que yo llamo la “sensibilidad táctica pedagógica” detectar situaciones que sometidas a la reflexión crítica ayuden a construir un saber hacer que le sirva al jugador para tomar las decisiones correctas. Una interpelación constante de los conceptos adquiridos que sirva para adaptarlos a los diferentes contextos con sus propias particularidades.

Diseñar ejercicios que ayuden a guiar la búsqueda de las soluciones que creemos convenientes para las distintas situaciones a cambiar es tarea fundamental del entrenador, muchas veces los tiempos son ingratos y nos impiden desarrollar los procesos de la manera que consideramos más adecuada, incidir con el ejercicio en ese proceso de cambio es en ocasiones la manera más rápida de conseguir el resultado apropiado, siempre habrá tiempo para abstraerse sobre lo actuado para poder incorporarlo como conocimiento del juego y facilitar la toma de decisiones.

Toda modificación acarrea un riesgo, pero eso lo considero inherente al juego, el jugador debe entender que arriesgando puede perder pero sino arriesga siempre va a perder, nuestra tarea como entrenadores es domesticar el riesgo, que se vuelva meditado, que la acción a desarrollar no sea una apuesta, sino atrevimiento con posibilidades de concretar una acción satisfactoria, que no implica hacerlo todo el tiempo sino la construcción de un saber arriesgar.

De esta manera estaremos ayudando a que nuestros arqueros se puedan adaptar, con capacidad de decisión, a las distintas situaciones que propone el juego.

 El entrenador debería permitirse soñar con la posibilidad de iluminar el recorrido que conduzca a sus jugadores hacia la brillantez, es decir a desarrollar sus  habilidades a tal extremo que logren con ellas modificar los contextos. Esa es la influencia de los mejores.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Bibliografía:

-Villar Alvarez, Garcia Gonzalez (coords.) El entrenamiento táctico y decisional en el deporte. Editorial Síntesis.

-Paulo Freire. Por una pedagogía de la pregunta. Siglo veintiuno ediciones.

-Paulo Freire. Cartas a quien pretende enseñar. Siglo veintiuno ediciones.

-Gil Galve. Los porteros de fútbol, ¿se comportan como sistemas complejos?.

-La jugadora de ajedrez. Pelicula (Caroline Bottaro).

La adaptación táctica al sistema de juego.

dep01gty141115fephoto01

Vamos a insistir sobre un concepto que debido a algunos comentarios recibidos y a diversas charlas sostenidas me parece que debe ser reforzado.

¿A que me refiero cuando digo que lo mas importante es adaptar el traje a la idea de juego del entrenador?

Ni mas ni menos que adaptar la táctica al sistema de juego.

Una vez que sabemos como vamos a ocupar los espacios en el campo (sistema de juego) debemos entrenar las decisiones que sugerimos mas apropiadas para llevarlo adelante (táctica).

No soy muy proclive a leer biografías, no obstante había leído el libro  “Senda de campeones” y la pluma de Martí Perarnu me parecía amena, así que con poca expectativa y algún entusiasmo aborde “Herr PEP”, otro best selller sobre el deporte rey. Hay dos párrafos de este libro que me resultaron de interés para clarificar el concepto en cuestión.

“Cuando conquistó el excepcional triplete en la temporada 2012-2013, Jupp Heynckes coloco su linea defensiva a 36,1 metros de la portería defendida por Manuel Neuer. Es la distancia promedio a la que se situaban los cuatro defensores, que habitualmente fueron Lahm, Boateng, Dante y Alaba. En el primer mes de competición, y prácticamente con los mismos nombres, el Bayern de Pep Guardiola avanza nada menos que siete metros, según el informe que publica Christoph Gschossmann en la pagina web oficial de la liga alemana www.bundesliga.de. El Bayern de Pep defenderá de media, a 43,5 metros de Neuer. Será, con mucha diferencia, el equipo que defienda mas arriba de todo el campeonato alemán: el Wolfsburg lo hace a 41,2 y el Borussia Dormund, a 39,4.”

Algunas paginas mas adelante se sostiene lo siguiente.

“En el balance táctico de los primeros seis meses podemos anotar seis ámbitos de actuación:

1- La colocación de la linea defensiva. Pep la ha adelantado, como promedio, hasta los 45 metros por delante del portero. En fase ofensiva, los centrales se sitúan en el campo contrario a 56 metros de Neuer” (transcribimos solo el primero de los ámbitos porque es el que nos interesa).

Si bien el primer parrafo comienza de manera acertada, diciendo que antes el Bayern defendía a 36,1 metros de la portería, termina afirmando erróneamente que defiende a 41,2 metros de Neuer. En realidad puede defender como promedio a 45 metros de su arco porque, justamente Neuer posee las cualidades y pudo adaptarlas al sistema de juego propuesto. Algo que párrafos mas adelante se termina de corroborar acertadamente cuando desarrolla lo siguiente:

“Cierta noche, cenando en el Allianz Arena, vimos con Pep un vídeo peculiar que grabé desde la tribuna del Allianz Arena. La cámara enfocaba exclusivamente a Manuel Neuer mientras el Bayern atacaba y atacaba contra el área rival. En las imágenes únicamente se veía al portero del Bayern y, si acaso, en algún momento aparecían Dante o Boateng en escena porque el dominio era abrumador a favor del equipo local, que tenia al contrario aplastado contra su área. Bien, pues Neuer seguía las evoluciones como si estuviera interviniendo de verdad aunque en realidad el balón estaba 60 metros delante de él. Ni un solo instante perdía la orientación del juego y se movía al unisono de sus compañeros, previendo donde podía producirse una grieta que él debería tapar con su intervención. Guardiola quedo asombrado y maravillado con ese vídeo: “Manu es único. Único”.

Este vídeo del partido contra el Chelsea por la Supercopa de Europa 2013 es fiel reflejo de lo afirmado anteriormente.

En que sector del campo va a defender nuestro equipo implica una adaptación  del arquero que seguramente necesitara ajustes que abarcaran sus tareas tanto ofensivas como defensivas.

Que el arquero logre comprender el sistema de juego y acoplar sus decisiones en beneficio del mismo es una tarea primordial en el fútbol actual.

Desarrollar ejercicios y encontrar la manera mas didáctica y pedagógica de comunicar la idea de juego es tarea del entrenador.

Feliz año!

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]

Sobre el diseño de los ejercicios

El profesor Vítor Frade, padre intelectual de la periodización táctica, usa a menudo un concepto con el cual me siento plenamente identificado: “El entrenamiento es un traje hecho a medida”.

Frade tiene más de sesenta años y apela a una metáfora que en esta época estandarizada, de tres a lo sumo cuatro talles (S, M, L, XL) quizás muchos no entiendan de que se trata.

Para diseñar un traje a medida se necesita un sastre, un artesano,  en estos tiempos de recetas fáciles, de recortar, copiar y pegar, eso requiere de otra lógica.

Algo más joven que Frade aún tengo en mi placard tres trajes hechos a medida y recuerdo todo lo que trabajo Hans, mi sastre, para confeccionarlos, ponernos de acuerdo en el modelo,  elegir la tela adecuada, tomar las medidas con la previsión de cierta holgura, hilvanar a mano, probar, corregir, volver a probar, gracias a él descubrí que tengo mi hombro izquierdo más caído que el derecho, y mi brazo diestro es algo más largo que el otro, si si, un gran observador, seguro conocedor  con gran experiencia y profundo amor por su oficio,  un artista con imaginación.

Transportado a nuestra tarea, lo primero que hay que determinar es a qué medida ajustar el traje, en mi criterio hay tres puntos primordiales, uno a la medida del jugador, otro a las consideraciones generales del juego y por último, el más importante,  a la idea del entrenador.

Además hay que aclarar que con una determinada identidad en el gusto y estilo, los trajes se cambian según la ocasión.

Es por eso que el diseño de los ejercicios es una tarea artesanal que hay que adaptar a cada jugador y a cada equipo en particular, si bien hay consideraciones que se repiten porque tienen que ver con un estilo de entrenamiento, las recetas no son aplicables.

En el artículo “Entrenamiento por conceptos” prometí publicar vídeos de ejercicios para trabajar los conceptos allí especificados, aquí presento algunos que espero les puedan servir para desarrollarlos.

Algunos pueden usarse como entrada en calor, otros son condicionales, con situaciones técnico tácticas o utilizados de manera lúdica pero con algún contenido conceptual. Si bien no existen las recetas todo se puede adaptar.

A modo de reflexión les transcribo el ultimo párrafo del libro “Complejidad y deporte” de Editorial INDE que mucho me ha ayudado en esta cuestión:

“Si consideramos que cada persona posee una dinámica intrínseca diferente, que va cambiando con el tiempo, y que cada contexto es a su vez cambiante no podrán darse recetas universales. También sera imposible  anticipar que tipo de ejercicios o que estimulo de entrenamiento va a resultar clave para promover el proceso de autoorganización de cada situación particular. La única receta es individualizar y hacerlo en función del espacio, tiempo y contexto particular; es decir, en función de los constreñimientos inmediatos. Todo un reto para los futuros profesionales de la actividad física y deportiva”.

Marcelo Luis Alvarez

[email protected]